Cullera se quedará este año sin hogueras de Sant Joan. El ayuntamiento ha acordado a primera hora de la tarde de hoy prohibir el fuego en todo el término municipal, incluidas las playas, al decretar la Generalitat Valenciana el nivel alto por riesgo de incendiosa. "Nuestras playas se encuentran a menos de 500 metros de terreno forestal y, por lo tanto, queda totalmente prohibido encender fuego en todas las playas", ha alertado el gobierno municipal.

El antecedente ocurrido en abril de 2014, cuando en otra jornada de riesgo se quemó la montaña de Cullera al autorizarse el lanzamiento de un castillo de fuegos artificiales pesa mucho en la memoria local. En entonces alcalde, Ernesto Sanjuán, fue procesado y condenado por ese incidente. "Ya sabemos en nuestro pueblo lo que supone no hacer caso de los avisos de emergencias y prevención de incendios, así que, este año no podremos disfrutar de las tradicionales hogueras en las playas", ha subrayado el ayuntamiento.

Las autoridades locales han solicitado a la ciudadanía la colaboración en el cumplimiento de esta norma "y no solo en cuanto al fuego, sino respecto a cualquier artefacto pirotécnico". Agentes de la Policía Local y la Guardia Civil velarán por el cumplimiento de la prohibición.