01 de agosto de 2015
01.08.2015

El primer plan de obras de la «dipu» beneficiará a los municipios pequeños

Jorge Rodríguez y Maria Josep Amigó anuncian un mínimo de 50.000 euros por pueblo para el próximo septiembre El presidente y la vicepresidenta inician una ronda por todas las comarcas

01.08.2015 | 00:47
El primer plan de obras de la «dipu» beneficiará a los municipios pequeños

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, y la vicepresidenta, Maria Josep Amigó, anunciaron ayer en una reunión con alcaldes de la comarca de l'Horta Nord que el nuevo plan de inversión local, que beneficiará a todos los municipios de la provincia, alcanzará los 72 millones de euros, y ha revelado que se pondrá en marcha el próximo mes de septiembre. Todas las obras previstas en ese plan deberán estar adjudicadas antes del 31 de diciembre de este año. Es, por lo tanto, un regalo de la diputación en fechas de elecciones generales.

Jorge Rodríguez señaló en ese encuentro en Valencia que se trata de un «Plan de Inversiones Sostenibles» y avanzó que se regirá por un «criterio poblacional, pero corregido» a la hora de distribuir las ayudas económicas, «en beneficio de los pueblos más pequeños». Según dijo el nuevo presidente de la diputación, con este sistema ningún municipio tendrá una subvención inferior a los 50.000 euros. En la Safor esa noticia beneficia especialmente a pueblos como Castellonet de la Conquesta, Almiserà, Llocnou de Sant Jeroni o Alfauir, los de menor población, que así podrán financiar obras importantes en el primer año de la legislatura.

Rodríguez también explicó que los proyectos susceptibles de entrar en el programa serán «todos aquellos que no generen un nuevo gasto al ayuntamiento», que es lo que se considera una «inversión sostenible». «Queremos que el superávit de la Diputación vaya a las personas y no a los bancos».

Jorge Rodríguez dijo a los alcaldes de l'Horta Nord que en la Diputación «iniciamos un tiempo nuevo en el que haremos que la institución esté al servicio de los ciudadanos y, por ello, debe estarlo al de los ayuntamientos».

Al mismo tiempo, explicó que el nuevo Gobierno de la Diputación se regirá por una gestión transparente y participada por los gobiernos municipales, «puesto que conocen las necesidades reales y deben coparticipar en las decisiones porque el dinero es de los ciudadanos que pagan los impuestos, por lo que debe volver a ellos para mejorar su bienestar».

«No queremos obras faraónicas»

Entre los objetivos del Gobierno de la Diputación se encuentran, según adelantó, «la recuperación de polígonos industriales, mercados municipales, la puesta en marcha de territorios inteligentes o 'smart cities' y mancomunar servicios locales como los de la policía municipal, entre otros».

«La Diputación no quiere obras faraónicas, cada pueblo tiene unas necesidades y sabe decidir mejor en qué invertir lo que le corresponda. Todos venimos del municipalismo y lo que queremos es que éste funcione», así como la «voluntad de hacer comarca» desde el principio, indicó la vicepresidenta Amigó, quien calificó de «espectacular» la acogida de esta iniciativa en el primer encuentro con municipios de la comarca la Vall d'Albaida, celebrado el pasado miércoles. En fechas próximas los dirigentes del ente provincial también se reunirán con los alcaldes de la Safor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine