29 de septiembre de 2015
29.09.2015

Gandia castiga el uso del transporte público

29.09.2015 | 02:13
Gandia castiga el uso del transporte público

El Ayuntamiento de Gandia está castigando el uso del transporte público. Esto, que parece absurdo y que va en dirección contraria a lo que se aconseja en todas las Administraciones, se ha convertido en la única posibilidad que ofrece el nuevo Gobierno de Gandia (PSOE, Compromís,Esquerra Unida y Esquerra Republicana de Catalunya) a los ciudadanos. Todos sabrán que desde el 1 de agosto pasado: Se ha subido el precio del billete del Urbanet, de 0,80 céntimos a 1 euro. Se han suprimido las tarjetas doradas y para estudiantes, es decir, que las personas mayores y los estudiantes de esta ciudad ya no van a tener ningún tipo de descuento en el Urbanet. Se ha suprimido la Línea 4 (amarilla) que ahora sólo se dedica a hacer traslados al nuevo Hospital, lo que hacía la nueva línea 2, puesta por el anterior Gobierno, con lo que se queda sin servicio de Urbanet la gran mayoría de barrios de Gandia y los estudiantes del Instituto María Enriquez.

En concreto se ha privado de servicio el Polideportivo, Avenida Valencia, Santa Ana, Gabriel Miró, Plaza Elíptica, Centro de Salud de Beniopa, carrer Maravelles, Roís de Corella, la Plaza del País Valencià, Colegio Esclavas, Museo Fallero, Pabellón del Raval, Parque Comercial Myo, Parque de Ausiàs March, Pasaje Lombart, San Rafael-Nou de Octubre y calle Plus Ultra. Es decir, se ha dejado sin servicio a más de la mitad de la población de Gandia. Y ello a pesar de que esta Línea últimamente era la que llevaba al Nuevo Hospital y tenía más viajeros que antes.

Se ha suprimido el único Urbanet que nos queda desde la 2 de la tarde hasta las 5 de la tarde, terminando su servicio a las 7 de la tarde, en lugar de a las 10,30 de la noche. Por supuesto, se ha suprimido el Urbanet que iba los domingos al cementerio.

Se da la excusa de que no había dinero, pero están dispuestos a pagar más de un millón de euros para indemnizar a los trabajadores de la antigua televisión pública, a pesar del que el Ayuntamiento no ha sido condenado.

Cuando el PP entró a gobernar se encontró, a parte de sin dinero, con un servicio que costaba los ciudadanos casi un millón y medio de euros. Nosotros no sólo redujimos a la mitad este déficit, sino que cambiamos los grandes autobuses por los Urbanets y ampliamos todos los recorridos para que ningún barrio de Gandia se quedara sin transporte público.

Como contrapartida a todos estos «recortes» del nuevo Gobierno, el PP va a presentar a la comisiónque se ha creado para el transporte público un pliego de condiciones que reduce, para los dos próximos años, el déficit a 300.000 euros, como mínimo, manteniendo las misma líneas que existían hasta ahora, e incrementándolas en dos líneas más, la 1, Gandia-Playa, y la 2, Renfe Hospital. Seguro que esa línea Gandia-Playa es muy golosa y más de una empresa estará interesada en quedarse con la nueva concesión del urbanet. Veremos el caso que se nos hace.

Por cierto, ¿saben ustedes que han estado pagando la subida de 20 céntimos desde el 1 de agosto, sin que hubiera sido aprobada por el Pleno hasta el día 17 de este mes de septiembre? Si no hubieran votado el PSOE, Més Gandia y Ciudadanos, que no el PP, les hubieran tenido que devolver a todos esos 20 céntimos de más. Este es el gobierno que tenemos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine