18 de octubre de 2015
18.10.2015

la nueva política

17.10.2015 | 23:32

En este nuevo tiempo entramos en nuevo paradigma de la política. Antes un político era un señor respetable y honorable, una persona formada, culta e instruida. Hoy la imagen del político ha cambiado por culpa de unos cuantos que se han dedicado a enriquecerse a costa del pueblo, dejando de lado el trabajar por los ciudadanos. Por este motivo surge C's, un proyecto de política del S.XXI, con gente nueva, con ideas renovadas, con un equipo potente. Esta es la nueva política que demanda la ciudadanía.

El nuevo político del S.XXI es joven, formado y con ganas de mejorar su ciudad. Esta es la llamada regeneración democrática que pide la ciudadanía. Se acabó la época de políticos que vivían toda su vida de la política, se acabó la época de la lejanía y el coche oficial. Hoy el político ha de ser cercano, dialogante, moderado, joven, formado y con muchas ganas de trabajar.

En este nuevo paradigma muchos viejos políticos se sienten incómodos. Ahora les toca trabajar para no quedarse atrás, y justamente trabajar es algo que nunca hicieron, por eso se sienten incómodos. Y a esto hay que agregar la transparencia, donde el viejo político no encaja ya que está acostumbrado a moverse en la oscuridad. Todo esto ha quedado atrás.

Por poner un ejemplo de nuevo político, Inés Arrimadas, líder de C's en Cataluña, obtuvo 25 escaños en el Parlamento de Cataluña fruto del trabajo que durante años hizo C's en dicho Parlamento. El equipo de C's en el Parlament de Catalunya realiza jornadas maratonianas, llenas de entrevistas, actos, eventos, ruedas de prensa e intervenciones en comisiones y plenos.

Muchos dirán que esto debería de ser lo normal, pues imaginaros lo mal que estaba la política que lo normal ha devenido en excepcional. Hay políticos, «de la casta», que diría Pablo Iglesias, que no se sienten cómodos siendo fiscalizados por la prensa. Ahí está el ejemplo del Sr. Rajoy compareciendo vía plasma, aunque podríamos poner más ejemplos.

La nueva política demanda vitalidad y juventud, demanda que la fontanería de los partidos sea clausurada. ¿Qué es eso de la fontanería? Son las cloacas de los partidos, donde los viejos políticos hacían de las suyas, y a día de hoy alguno aún lo intenta. La vida política ha de ser transparente y vía primarias, no vía dedazo tramado en la cloaca por fontaneros políticos.

Me llama la atención ver, aún hoy, a señores a punto de jubilarse que en lugar de pensar en disfrutar su jubilación, están maquinando para hacerse con el poder. Lo peor son los 3 amigos que le siguen el juego. Estas personas deberían de dejar paso a sabia nueva, gente joven comprometida con la regeneración y el trabajar por su ciudad, dejando de lado las viejas formas, poniendo luz y taquígrafos a la vida política en las instituciones y en los partidos políticos.

En este nuevo paradigma es donde encaja el proyecto de C's, aunque no en toda España se está cumpliendo. Cabría realizar una reflexión interna a fin de mejorar el proyecto y no cometer los errores del pasado.

Es sano cuestionarse si uno lo está haciendo bien o no. Antes los partidos tradicionales daban por sentado que ellos lo hacían todo bien, mientras que el rival se equivoca siempre, y eso no es así. Debemos de mirarnos a nosotros mismos, ser autocríticos a fin de mejorar cada día, aceptando que los demás también pueden llevar razón.

Por este motivo creo que C's va por el buen camino, con primarias donde todos los afiliados tienen voz y voto, con foros de debate interno para hacer autocrítica, y, lo que es más importante, con personas que no están en política por un sillón, sino para cambiar las cosas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine