14 de noviembre de 2015
14.11.2015

Más de 25.700 personas son diabéticas en el Área de Salud de Gandia

Los médicos achacan al sedentarismo y la mala alimentación la mayor parte de los casos registrados

13.11.2015 | 22:41
Más de 25.700 personas son diabéticas en el Área de Salud de Gandia

El Departamento de Salud de Gandia, que cubre toda la Safor y diez municipios de la Vall d'Albaida, estima que el número de personas que padece diabetes asciende a más de 25.700, tal como han dado a conocer desde la sección de Endocrinología del hospital Francesc de Borja con motivo del Día Mundial de la Diabetes que se conmemora hoy.

La diabetes es una afección crónica que se produce cuando el organismo pierde su capacidad de producir insulina o de utilizarla con eficacia. «Con una glucemia de 126 o más hay que tratar para llevar un control; sin un buen control la diabetes puede derivar en otras complicaciones que ya no tienen vuelta atrás», señala el doctor Paolo Rossetti, de Endocrinología del hospital de Gandia.

Así, se calcula que un 30 % de los diabéticos padece nefropatía diabética, y alrededor de un 20 % tiene alguna afectación oftalmológica, si bien en la mayoría de los casos es muy leve. Otras complicaciones, menos frecuentes, son las neurológicas.

Las personas con riesgo de padecer diabetes son, sobre todo los obesos, pero también los hijos de padres diabéticos, las embarazadas que padecen diabetes gestacional, personas con mucha grasa abdominal, los mayores de 45 años, y personas sedentarias.

Los principales síntomas son la la falta de energía, orina frecuente y abundante, la pérdida de peso, la sed excesiva, el hambre constante y la visión borrosa; si bien no todos pueden presentarse y algunos pasan desapercibidos.

«En muchos casos la diabetes es asintomática, pero la ausencia de síntomas no implica ausencia de enfermedad. Puede ser una enfermedad silenciosa, por ello es importante que los grupos de riesgo se hagan analíticas de control», señala el doctor Agustín Ramos, endocrinólogo del hospital de Gandia.

Los especialistas de Endocrinología del hospital insisten en la importancia de llevar estilos de vida saludables que promuevan la buena alimentación y el fomento del ejercicio físico. «Cada vez se come más grasas, azúcares y comida precocinada, y menos legumbres y pescado azul», explican, lo que conduce a posibles casos de diabéticos.

De hecho, aseguran que la alta prevalencia de la enfermedad se debe a la epidemia de sobrepeso de la sociedad actual. Aunque se haya avanzado en nuevos fármacos y tratamientos, el sedentarismo y la mala alimentación están provocando que aumente la prevalencia de la diabetes y que esta esté adquiriendo características de pandemia a nivel mundial.

El hospital Francesc de Borja cuenta además con una consulta de enfermería de educación terapéutica diabetológica, donde los pacientes, derivados por los endocrinos, reciben pautas para convivir con esta enfermedad y evitar riesgos a su salud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine