20 de noviembre de 2015
20.11.2015

Protección dos kilómetros tierra adentro

19.11.2015 | 22:58

Todos los planes de urbanización que afecten a suelo situado a menos de 500 metros de la costa, de norte a sur de la Comunitat Valenciana, están paralizados en este momento por una decisión del Consell de la Generalitat, que quiere proteger toda la costa que se haya salvado de la vorágine del ladrillo.

En esas circunstancias existen proyectos urbanísticos pendientes en Tavernes de la Valldigna (Marenys), Gandia (Marenys de Rafalcaid), Miramar, Piles y Oliva que, según señaló ayer la consellera María José Salvador, «van a ser revisados», lo que no significa que todos queden suspendidos.

Pero la nueva ola protectora del litoral va más allá. Salvador indicó que en el año que se ha dado el Consell para estudiar la ordenación urbanística a lo largo de toda la costa valenciana, también tiene la intención de «limitar» todos los planes generales de ordenación urbana el territorio situado a menos de dos kilómetros del mar. Eso afecta, de norte a sur, a Tavernes, Xeraco, Gandia, Daimús, Guardamar, Bellreguard, Miramar, Piles y Oliva que, si se confirma la decisión de no construir más viviendas en la costa, tendrían que cambiar significativamente su planificación de desarrollo futuro.

María José Salvador concluyó ayer que también están en marcha planes para preservar huerta y zonas de interior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine