26 de enero de 2016
26.01.2016

Un hombre de Bellreguard fallece al ser atropellado por otro que iba en moto

El anciano, que regresaba del hospital a pie, fue arrollado a las doce de la noche en la carretera N-332

25.01.2016 | 23:03

Un hombre de 89 años y vecino de Bellreguard perdió la vida en la noche de ayer, lunes, al ser arrollado, en condiciones que se investigan, por el conductor de una motocicleta, también residente en Bellreguard, en el tramo de la carretera nacional 332 comprendido entre Gandia y esta localidad.

El accidente se produjo alrededor de las doce de la noche del domingo al lunes cuando, según los datos facilitados, el anciano regresaba al pueblo a pie desde el hospital Francesc de Borja de Gandia, adonde había ido para visitar a un familiar.

Pasando la rotonda en la que confluyen el acceso sur a la ciudad de Gandia con la ronda de la carretera N-332, el hombre siguió hacia Bellreguard, pero con tan mala fortuna que fue arrollado por una motocicleta que circulaba en la misma dirección conducida por un hombre de 34 años.

Según señalan fuentes de Emergencias, a consecuencia de choque entre el vehículo y el peatón, el caminante resultó con heridas muy graves, mientras que el conductor de la moto resultó con lesiones leves. Los dos fueron atendidos inicialmente por una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, y una ambulancia del SAMU fue enviada al lugar para trasladar al hombre más grave hasta el hospital de Gandia, distante apenas unos centenares de metros.

Pese a los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida, el anciano murió poco después en el hospital.

La Guardia Civil levantó atestado de los hechos para determinar las causas exactas del atropello mortal, especialmente si el peatón iba correctamente por la carretera a una hora en que la noche cerrada dificulta la visibilidad.

Segundo fallecido en dos meses

El suceso, con dos personas de Bellreguard implicadas, volvió a conmocionar ayer a esta pequeña localidad después de que, el pasado mes de noviembre, otra persona mayor perdiera la vida al ser atropellada por un camión de gran tonelaje. En este caso del suceso tuvo lugar dentro de la travesía urbana de la N-332 que discurre a lo largo del municipio.

Aquel incidente provocó la reacción del Ayuntamiento de Bellreguard, al que se sumaron los de l'Alqueria de la Comtessa, Palmera y Oliva, para exigir la gratuidad de la autopista AP-7 y convertirla en una especie de circunvalación de la Safor, lo que reduciría la intensidad del tráfico por el interior de esos cascos urbanos, especialmente de los camiones.

Miles de vehículos atraviesan a diario la N-332 en esos peligros tramos urbanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine