18 de febrero de 2016
18.02.2016

Las tres noches de frío intenso paran el ciclo de árboles que estaban en floración

La Safor solo ha registrado heladas muy tímidas que auguran pocos daños en la producción agrícola

18.02.2016 | 00:11

El frío intenso que se ha registrado en las tres últimas noches en la Safor ha detenido el proceso de floración que ya había arrancado no solo en árboles frutales de hoja caduca, sino también en los naranjales que constituyen la mayor parte da superficie agrícola de la comarca.

Según datos recopilados ayer por este periódico, entre el lunes y el martes hubo temperaturas bajo cero en algunas áreas de Marxuquera, y también en hondonadas situadas en el valle central del Serpis, pero esos registros no alcanzaron en ningún caso el grado negativo. Tampoco heló en zonas altas gracias a la influencia del viento, que contribuyó a uniformizar la temperatura en toda la comarca, dejando registros de entre 3 y 7 grados positivos.

Del martes al miércoles el frío ya no fue tan intenso. Amenazó con helar porque a primera hora de la noche los termómetros empezaron a bajar en picado, pero nuevamente el viento disipó el aire frío acumulado en zonas bajas y evitó registros negativos.

En esas circunstancias resulta difícil saber ahora qué consecuencias tendrá sobre los árboles en floración el «parón» biológico que estas temperaturas ha causado, pero se estima que no habrá grandes daños si, como marcan las previsiones, se aleja la posibilidad de heladas.

En otras comarcas, en cambio, el frío ha llegado a dejar temperaturas más bajas. En la Vall d'Albaida y en la Ribera Alta se teme por los frutales de algunas zonas más favorables al descenso térmico en estas condiciones, dado que el mercurio llegó a los tres grados bajo cero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine