21 de febrero de 2016
21.02.2016

Cuatro años de vacas flacas en el CEIC

El instituto de investigaciones comarcales Alfons el Vell resiste como referente cultural pese a una travesía con la mitad de su presupuesto habitual que ha obligado a recortar actos y publicaciones El organismo inicia el proceso para renovar sus cargos

20.02.2016 | 22:28
Cuatro años de vacas flacas en el CEIC

El «tsunami» de la crisis y los recortes también ha afectado estos años al CEIC Alfons el Vell, el prestigioso instituto de estudios comarcales que nació en 1984 como organismo autónomo del ayuntamiento. La entidad, dirigida en esta legislatura por Rafael Delgado, repasa los últimos cuatro años justo ahora que expira el mandato de los consellers y ha iniciado el proceso para la renovación de sus cargos.

Y con este contexto el balance de producción e investigación cultural es más bien raquítico, al menos comparado con la ingente actividad que tuvo en los años de «vacas gordas». La principal razón está en la reducción a la mitad de la contribución económica municipal que aplicó el PP cuando llegó al Gobierno de Gandia.

Para 2011 el CEIC todavía contaba con una asignación anual de 120.000 euros, pero tras la llegada del PP este se redujo un 50 % durante los años 2012 y 2013. La asignación de 2014 cayó todavía más; 51.200 euros, misma cantidad con la que contaron en 2015 al estar los presupuestos municipales prorrogados.

Y el futuro, con el Plan de Ajuste aprobado y las cuentas del Consistorio intervenidas por el Ministerio de Hacienda, no pinta mejor. Los directivos del CEIC esperan que el actual concejal de Cultura, Joan Muñoz, al menos no siga rebajando esta cantidad. Hay que tener en cuenta que el CEIC invierte la mitad de este presupuesto en pagar la nómina de la funcionaria adscrita al organismo, y el resto es para actividades y edición de publicaciones.

Por si fuera poco, el Gobierno del PP les comunicó que el remanente de tesorería de los últimos años con el que contaba el CEIC se destinaría a cubrir déficit de otras áreas, así que ese dinero también desapareció de la contabilidad de un plumazo. El CEIC se financia además con la venta de las publicaciones, pero representa una ínfima parte.

Otra decisión que causó malestar en la entidad a principios de la anterior legislatura fue la decisión del exalcalde y el exconcejal de Cultura del PP de trasladar la sede social, de un bajo en el edificio de la Escola Pia, a un despacho en la Biblioteca Central, un lugar menos visible y sin espacio para almacenar las publicaciones. Pese a ello, tanto el director como los consellers optaron por no expresar en público su malestar y capear el temporal.

El periodo empezó en 2012 con la conmemoración de los 600 años de la muerte del primer duque real. Otro hito lo marcó el pronunciamiento sobre la playa de l'Auir, en diciembre de 2013, cuando el PP convocó el concurso de ideas. El informe recordaba la importancia de sus valores naturales y alertaba sobre el peligro de «hipotecar el bienestar de las generaciones futuras».

El instituto ha seguido trabajando con las nuevas tecnologías. Además del proyecto piloto con los libros digitales, desde julio de 2014 cuenta con un canal en Youtube para promocionar sus actividades y actualmente está inmerso en el rediseño de su portal en internet.

Final del mandato

Y ahora, como marcan los estatutos, toca renovarse. Como ya publicó este periódico, una vez finalizado el mandato de cuatro años el CEIC Alfons el Vell ya ha empezado la ronda de contactos con las asociaciones culturales de la comarca para que propongan candidatos al Consell General. Este plazo acabará el 29 de febrero. En marzo, sus miembros votarán al grupo de siete que forman el Consell Executiu, y de todos ellos, por votación, saldrá el director.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine