24 de mayo de 2016
24.05.2016

Maragda Escrivà y Marta Ribera, falleras mayores de Gandia de 2017

La joven pertenece a la comisión de República Argentina y este ejercicio ha sido reina de la falla La niña, de 11 años, es de la falla del Mercat

24.05.2016 | 13:59
Maragda Escrivà y Marta Ribera, falleras mayores de Gandia de 2017

Maragda Escrivà Noguera y Marta Ribera Ramos. Habrá que ir aprendiéndose estos dos nombres porque van a ser muy pronunciados a partir de ahora. Son los de la joven y la niña que han sido elegidas para cumplir un sueño, el de convertirse en las falleras mayores de Gandia, su ciudad, durante el próximo año 2017.

La Federació de Falles (FdF) dio a conocer ayer a sus nuevas reinas, que esta mañana serán recibidas por la alcaldesa de la ciudad, Diana Morant.

Maragda Escrivà pertenece a la comisión de República Argentina. Tiene 22 años y actualmente estudia ingeniería en diseño industrial en la Universitat Politècnica de València. Pese a su juventud, cuenta con un extenso currículum fallero. Pertenece a su comisión desde que tenía un año de edad, cuando fue mascota de la falla mientras que con cinco años ostentó el cargo de madrina infantil. En 2004 se decidió a asumir su primer reinado, en este caso del Foc, cuando aún formaba parte de la comisión infantil, mientras que un año después, en 2005, fue elegida Reina de la Falla infantil de República Argentina.

En 2015, ya como miembro de la comisión mayor, Maragda ostentó el cargo de Reina del Foc, llegando a convertirse en Reina de la Falla este mismo año, que compartió con su propia sobrina como Reina de la Falla Infantil, y su sobrino, que, a su vez, ha sido presidente infantil. Este 2016 ha sido, sin duda, un año especial para ella, pero nada comparable con el que le espera a partir de ahora como máxima representante del colectivo más numeroso de la ciudad.

Profesionalmente, Maragda Escrivà ha trabajado como «au pair», es decir cuidadora de niños, en este caso en Francia, donde mejoró el uso de ese idioma. También ha trabajado en la empresa familiar, Floristería Noguera, tanto en atención al público como en la elaboración de arreglos florales, y de facturista en el hotel Los Robles de la playa de Gandia.

Junto a ella vivirá su sueño la pequeña Marta Ribera Ramos, de la falla del Mercat. A sus 11 años nadie puede explicarle ya lo que es ser una fallera de raza. Con una gran tradición fallera, se puso el traje de valenciana en su primer año de vida. No en vano, en 2006 fue mascota del Mercat. A este cargo le siguieron muchos. Reina de la Festa en 2016, Reina del Foc en 2014, Reina de la Falla Infantil en 2015 y, finalmente, miembro de la Corte de Honor infantil de Gandia como acompañante de Lluna García, este año.

Aquello de que Marta lleva las fallas en la sangre, en su caso, es mucho más que un tópico. Su bisabuelo paterno, José Torregrosa Morant, fue presidente y fundador de la falla Màrtirs, en 1943, mientras que su abuela paterna, María Dolores Torregrosa Borrull fue Fallera Mayor de Gandia en el año 1953. Su madre, Cristina Ramos, también fue Fallera Mayor de Gandia, en este caso en 1984, mientras que su abuelo materno, Pedro Ramos, fue presidente de la falla del Mercat en 1999 y 2000.

Marta estudia en el colegio Abecé de Gandia, cursa quinto de primaria y tiene una hermana, Andrea, tan fallera como ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine