26 de mayo de 2016
26.05.2016
Informe

El número de pobres vuelve a crecer en Gandia pese a la anunciada recuperación

26.05.2016 | 13:42
El número de pobres vuelve a crecer en Gandia pese a la anunciada recuperación

La memoria anual de Cáritas revela que los españoles atendidos ya superan al de inmigrantes. El 70 % de las personas que acuden a la entidad religiosa buscando ayuda son usuarios desde hace varios años y el 38 % son menores.

Algo no debe estar funcionando bien cuando, por una parte, desde el Gobierno de España no dejan de hablar de una supuesta recuperación económica, para lo que se basan en el descenso del paro que se viene registrando en los dos últimos años, pero, por otra parte, hay entidades, como Cáritas, a las que no dejan de llegar ciudadanos desesperados pidiendo ayuda porque han alcanzado una situación insostenible en sus vidas. El balance que la entidad ofrece cada año no es más que un baño de realidad.

La entidad católica atendió durante el año pasado a un total de 3.094 personas en riesgo de exclusión en Gandia. Nada menos que un 38 % del total, 1.187, son menores de edad. Este es uno de los asuntos que más preocupa a la entidad porque, según el director, Eduardo Mahiques, «cuando un menor empieza en el mundo de la exclusión lo tiene más complicado para salir con el paso de los años».

Estas cifras suponen, además, un incremento del 17 % respecto al año anterior, el 2014, cuando Cáritas Gandia registró un total de 2.643 beneficiarios.

Mahiques reconoció que el descenso de 2014 se debió, sobre todo, a la marcha de muchos inmigrantes a sus países de origen. Sin embargo, la cifra registrada este año es incluso mayor que el 2013, cuando 2.930 personas se vieron obligadas a acudir a la organización perteneciente a la iglesia católica para recibir ayuda.

En todo caso, la memoria de Cáritas indica que la situación para muchas personas, lejos de mejorar, sigue empeorando.

Otro de los aspectos que más preocupa a la entidad, como reconoció el propio director, es el hecho de que, por primera vez, el número de españoles que son atendidos supera al de inmigrantes. Si en la memoria de 2014 prácticamente se igualaba, en la del pasado año, los autóctonos suponían un 57 % del total de los beneficiarios, mientras que el porcentaje de extranjeros se situaba en el 43 %. «Hay muchas personas, además, que siguen teniendo vergüenza de pedir ayuda pese a que su situación es mala», comentó Eduardo Mahiques.

Otro aspecto que rodea la situación de pobreza en Gandia es la cronificación «que es de lo que más nos preocupa», dijo el director de Cáritas. Según el estudio, el 70% de los usuarios que acuden a ser atendidos son usuarios «desde hace dos, tres o más años». Estas cifras indican que no ha habido, en ese tiempo, una solución para estas personas, otro dato que viene a corroborar que, pese a los mensajes lanzados desde el Gobierno, para muchos, la situación no ha mejorado.

Perfil de la pobreza
La memoria ha revelado que el perfil de usuarios que acuden a Cáritas sigue manteniéndose como en los últimos años. Están, por una parte, las parejas jóvenes sin hijos ni trabajo, las mujeres con menores a cargo y «un tema que nos preocupa mucho, que es el de las personas que están completamente solas», apuntaba Mahiques. Como ejemplo, narró que «en ocasiones, al Centre d'Atenció Integral Sant Francesc de Borja, acuden personas que lo único que requieren es alguien que les escuche».

Entre los servicios que ofrece Cáritas, el Economato atiende a un total de 612 familias, de las cuales, 158 acudieron por primera vez a lo largo del 2015. Por lo que respecta al CAI, 272 personas utilizaron los servicios del Centro de Dia, mientras que en 43 casos fueron acogidas en residencia. De estas, 37 son hombres y seis eran mujeres.

Uno de los programas que más enorgullece a los miembros de Cáritas Gandia es el programa de empleo, a través del cual han logrado que 45 personas, de las 167 atendidas, hayan logrado trabajo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine