09 de junio de 2016
09.06.2016
Enfrentamiento

Gandia denuncia al arzobispado por desmantelar el Museu de Santa Clara

El consistorio recuerda que tiene la custodia legal de las obras de arte y señala que Ximo Company «no está autorizado» para retirar los objetos depositados en el centro. La alcaldesa dice que esa actitud «va en contra de la sociedad, de la cultura y de la ciudad»

09.06.2016 | 07:52
Gandia denuncia al arzobispado por desmantelar el Museu de Santa Clara

El Ayuntamiento de Gandia denunciará en el juzgado y pedirá la actuación de la Policía Nacional para aclarar quién y cómo se sacaron del Museu de Santa Clara 106 obras de arte, algunas de las cuales se remontan al siglo XIV que, como publicó ayer LevanteEMV, han sido trasladadas al convento de clausura de las clarisas por orden de Ximo Company, delegado del Arzobispado de Valencia para la custodia de esas obras.

Los objetos, de gran valor histórico y patrimonial, pertenecen al convento, pero estaban desde marzo del año pasado en el local municipal del antiguo hospital de Sant Marc y bajo la tutela del ayuntamiento en virtud de un convenio de colaboración firmado en enero de 2015 que permitió abrir el Museu de Santa Clara.

El conflicto, por lo tanto, no ha hecho más que agravarse. Si el lunes pasado el delegado del arzobispado adoptaba la sorprendente decisión de llevarse los cuadros, tallas y reliquias a través de la puerta interna que comunica el museo y el convento, el Gobierno local responde con otra acción contundente, al tiempo que criticaba duramente la «desaparición» de las obras de arte.

Tras varias reuniones mantenidas ayer por concejales del Gobierno local y la alcaldesa de la ciudad, Diana Morant, se ha ordenado formular denuncia en el juzgado porque, en virtud del convenio que el arzobispado considera incumplido, el consistorio considera que tiene «la responsabilidad de la custodia y de la correcta conservación» de las 106 obras de arte religioso. Desde el consistorio se volvió a recordar ayer que desde el año 2002 ha invertido más de 600.000 euros en la restauración de esos objetos antiguos y que se habilitó el local para que sirviera de museo.

Además de la denuncia, se pedirá a la policía que investigue quién entró en el museo, cómo se trasladaron las obras y en qué estado de conservación se encuentran en el convento, donde no existe sistema de climatización, como sí lo hay en el local del museo que ha quedado vacío.

«Cesión sin plazo establecido»
El Gobierno local no ahorra críticas a Ximo Company, el catedrático de Historia del Arte y delegado del arzobispado, que fue quien ordenó que, a través de la «puerta secreta» y sin autorización, se llevaran las obras de arte desde un edificio que es propiedad municipal hasta la clausura del convento de franciscanas.

«La persona que se ha atribuido el traslado no está autorizada para hacerlo», señaló el concejal de Cultura, Joan Muñoz, quien señala que la denuncia se interpondrá «en defensa de los intereses de la ciudadanía».

El ayuntamiento anunció que pondrá disposición del juzgado los informes elaborados por la Policía Local, que señalan que los autores desconectaron las alarmas para proceder a retirar las obras.

La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, también consideró «grave» el hecho, recordó que el ayuntamiento tiene el compromiso de la cesión de las obras «sin plazo establecido» y que por eso invirtió 600.000 euros en las labores de restauración y en ponerlas al alcance de la ciudadanía. Para Morant, el traslado ordenado por Ximo Company «va en contra de la sociedad, de la cultura y de la ciudad de Gandia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine