19 de julio de 2016
19.07.2016
OPINIÓN Nahuel González

Participación: gestos y hechos

19.07.2016 | 11:23

En septiembre iniciaremos las primeras consultas ciudadanas de la historia de Gandia. Un experimento que puede salir bien, o tal vez nos cueste tiempo consolidar una herramienta donde la gente se vuelque en expresarse.

En cualquier caso, la noticia es solo el principio. Tal vez lento pero que tiene visión de futuro. Las preguntas serán sobre los maceteros del Passeig de les Germanies, la ubicación de la escultura del Tio de la Porra y las sanciones a los infractores que no recogen los excrementos de los perros. Todas y cada una de ellas han sido elegidas por los órganos de participación del Ayuntamiento de Gandia que han vuelto a recuperar su sentido real, solo hace falta recordar la imagen del anterior alcalde presentando parques acuáticos o proyectos de urbanización.

Puede que las preguntas no sean trascendentales, pero, si sale bien, repetiremos todas las veces que haga falta hasta conseguir que cada decisión importante de la ciudad se vote por la ciudadanía.

¿Pero es esto suficiente? El PP y Podemos Gandia piden más gestos. Y mi respuesta es clara: no hemos venido a hacernos la foto. Ni inaugurando centros de convivencia ruinosos o webs que no sirven para nada. El objetivo que nos hemos puesto es hacer de la participación un ejercicio transversal que envuelva cada decisión del consistorio y vaya mas allá de esta legislatura.

El pasado nos puede servir de ejemplo, de nada sirve crear mecanismos, como se hizo hace dos legislaturas, si a la hora de la verdad no se utilizan. Incluso los Opinómetros que hemos recuperado para las votaciones estaban olvidados después del coste tan elevado que supuso. Tampoco sirve hablar de participación en foros y luego tener la legislatura más autoritaria de nuestra historia, como ha hecho el PP. Evitar conflictos como los del Parc Sant Pere o l'Auir son los objetivos.

Y es que esta legislatura no está siendo fácil: el presupuesto y la política económica viene condicionada por el Ministerio. Pero el poco margen que tenemos lo vamos a democratizar y por eso estamos trabajando en diferentes líneas: un nuevo reglamento de participación (Carta de Participación) que recoja todo lo nuevo y dure mas allá de esta legislatura, una web y app dinámica que pueda conectar en segundos a la ciudadanía con los órganos de participación y la reiteración de las consultas que he comentado. Y todo esto no puede hacerse rápido, necesita de trabajo y serenidad.

Y para esto no solo debemos contar con Més Gandia (Compromís, EUPV, ERPV), PSPV i Ciudadanos. También necesitamos a la oposición y a los partidos sin representación. Por eso los hemos convocado por primera vez en la historia desde el minuto uno al Consell de Participació pese a no ser miembros para que puedan trasmitirnos sus opiniones y propuestas.

La política de participación se ha de trabajar por consenso para que vaya mas allá de una legislatura, porque ningún partido tiene derecho a abanderarse de ser los más participativos. Ni tan solo aquellos que hemos reclamado en las calles de Gandia tantas veces esos objetivos que ahora poco a poco vamos consiguiendo. La democracia pertenece a la gente y siempre va a ir por delante de las instituciones, abanderarse de esto es ser demagogo, cuando lo que debemos ser es responsables.

Por último creo importante seguir trabajando al lado de las asociaciones de vecinos en este camino, impulsando una renovación en el movimiento vecinal que permita revivir los órganos de cada distrito. Abrir las Juntas de Distrito, donde animo a cada ciudadano a acudir (hacemos públicas las convocatorias) y plantear lo que uno piense.

Los meses que quedan por delante van a ser muy importantes. Animo a la ciudadanía a seguir exigiendo una democracia participativa. A los partidos que no están en el gobierno a sumarse a construir una nueva Gandia. Y a mis compañeros de legislatura a cumplir todo aquello que ya hemos iniciado: utilizar los mecanismos para decidir colectivamente. Así como someterse a las consultas sin miedo a que salga lo que uno no quiere después de un debate donde se puedan exponer todas las ideas.

Por cierto, el compromiso de Més Gandia con la auditoría que nadie lo ponga en cuestión. Hemos venido para fiscalizar y así lo estamos haciendo. Hemos sido los mas críticos con los anteriores gestores y ahora toca que la ciudadanía pueda juzgar lo que considere. Estamos construyendo nuevas formas de hacer política, y van a trascender mas allá de esta legislatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine