27 de agosto de 2016
27.08.2016

El Consell da luz verde a la planta de compostaje de la basura de la Valldigna

Es la segunda infraestructura para el tratamiento de residuos, que se construirá en Guadassuar y permitirá abandonar las actuales instalaciones

26.08.2016 | 23:42

La Conselleria de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha concedido la Autorización Ambiental Integrada a la nueva instalación de compostaje de Guadassuar, la segunda de las tres infraestructuras proyectadas por el Consorcio de Residuos Ribera-Valldigna, el que gestiona la basura de Tavernes, Simat y Benifairó. Esta infraestructura se suma a la planta de selección de residuos, que actualmente en fase de pruebas como publicó Levante-EMV, y también al vertedero de rechazos, que se encuentra pendiente de buscar un emplazamiento diferente al elegido por el anterior gobierno del consorcio (PP), para lo cual se está a la espera de un informe técnico.

La resolución da luz verde a la construcción de la nueva planta de compostaje, que únicamente necesita ya la licencia de obras que debe otorgar el Ayuntamiento de Guadassuar. Fuentes de la conselleria destacaron que, de este modo, el complejo de valorización de residuos urbanos de Guadassuar constará del nuevo centro de recepción y triaje de residuos, así como de la nueva instalación de compostaje que se acaba de autorizar.

Las nuevas instalaciones de triaje y compostaje, una vez terminadas, vendrán a sustituir a la antigua planta de basuras de Guadassuar, que ha superado ya su vida útil de veinte años, dado que algunos de sus elementos se acercan ya a los treinta de antigüedad.

Las nuevas infraestructuras de triaje, que se encuentra en fase de pruebas, supondrán una reducción de los rechazos que se destinan al vertedero de un 20 % respecto de la instalación actual de triaje. De este modo, el consorcio Ribera-Valldigna podrá pasar a estar por debajo del 44 % que establece la normativa vigente.

Igualmente, estas instalaciones de nueva creación supondrán una mejora de las condiciones de tratamiento de residuos de la zona, el tratamiento de olores y permitirán la obtención de un compost de mejor calidad, según informó ayer la conselleria, mientras detallaba que se ha incorporado depresión en las naves para evitar que el aire circule desde dentro de la planta hacia fuera, con lo que se evita, de ese modo, la proliferación de olores.

Por lo que respecta al emplazamiento del futuro vertedero, cabe recordar que el consorcio ha encargado a la Agència Energètica de la Ribera un estudio de posibles alternativas. La oposición del Ayuntamiento de l'Alcúdia a la ubicación elegida por el anterior gobierno del consorcio se ha visto reforzada por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia y el nuevo consorcio que encabeza el actual alcalde de Guadassuar, Salvador Montañana, ha optado por, desde el consenso, buscar otros emplazamientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine