18 de octubre de 2016
18.10.2016
Sentencia

Moncho (PP), reprocha que el Gobierno local no le permitiera seguir trabajando

Víctor Soler dijo que su partido también tuvo que hacerse cargo de «contratos blindados»

18.10.2016 | 08:23

El PP de Gandia valoró ayer la sentencia que obliga a pagar el contrato con una empresa, participada por el hijo de la exconcejala del PP, Lola Moncho, que servía, a su vez, para abonar el sueldo de la propia afectada cuando estaba trabajando para IPG durante la pasada legislatura.

Fue Moncho, acompañada del concejal Víctor Soler, quien dijo que «la justicia viene fallando en contra, de manera sistemática, del modus operandi de los socialistas, quienes iniciaron la legislatura asaltando los despachos, sin un protocolizado traspaso de poder como marca la legislación vigente, e impidiendo y despidiendo de manera ilegal a muchísimos empleados públicos, que recibieron y reciben el apoyo de las fuerzas sindicales y ahora también de la justicia».

Lola Moncho, que actuaba como personal de confianza del exalcalde, Arturo Torró, reprochó al actual Gobierno local que ya no pudiera continuar desarrollando su trabajo a partir del cambio de alcaldía, y posteriormente denunció que se le impidió acceder a su despacho, tanto en la sede de IPG como el que tenía en la segunda planta del ayuntamiento, justo al lado de las dependencias de Alcaldía.

El portavoz del Grupo Popular, Víctor Soler criticó que el Gobierno local anuncia responsabilidades sociales por la gestión en IPG y recordó que también cuando el Gobierno de Orengo y Mut cesó el PP tuvo que hacerse cargo de «contratos blindados» y de actuaciones sospechosas de irregularidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine