06 de julio de 2017
06.07.2017

El estudio de una gandiense recibe un premio internacional de diseño

La agencia de Esther Mengual y Cathy Figueiredo ha creado el concepto de marca para una empresa que ofrece taquillas para guardar maletas a turistas que tienen que dejar el hotel

05.07.2017 | 21:59
Esther Mengual y Cathy Figueiredo, creadoras de Wanna One.

Wanna One, el estudio fundado por la gandiense Esther Mengual y por Cathy Figueiredo, francesa afincada en Dénia, ha resultado ganadora del premio Laus de Bronce, concedido por la Asociación de Directores de Arte y Diseñadores Gráficos (ADG) en una gala que tuvo lugar el pasado viernes en Barcelona

El estudio, radicado en la capital española y Dénia, ha elaborado todo el proyecto integral para la marca en un concepto que ellas mismas llaman de 360 grados, ya que abarcan todo el universo de la empresa para que todos los elementos que componen la imagen del negocio estén en consonancia y no desentonen unos de otros, según explicaba ayer a Levante-EMV la propia Mengual.

El 'naming' (elección del nombre), la identidad corporativa, el universo de marca, el interiorismo y el modelo de franquicia de marca, todo pasa por sus manos. Este mismo proyecto, además, ya obtuvo el Platinum A'Design Award for Interior Space and Exhibition Design Category in 2017 a la señalética, entregado a principios de Junio en la ceremonia celebrada en el lago Como, en Italia. «Estamos muy contentas, no solo por los premios sino por la repercusión que ha tenido a nivel internacional. Hemos salido en las publicaciones más importantes del mundo. Es una gran satisfacción», señaló Esther Mengual.

Wanna One ha conseguido con su trabajo que la tienda, de tan solo 26 metros cuadrados y situada en la calle Jardines de Madrid, sea ya un referente en el diseño mundial.

El trabajo destaca por su interiorismo «urbanita», que mezcla el blanco y amarillo, colores «que exhalan frescura y alegría», explican desde Wanna One. «El reto era dar forma al concepto de marca 'Deja tu equipaje, vive la ciudad' y rejuvenecer las taquillas de toda la vida con sus pasillos estrechos y mal iluminados con taquillas grisáceas», indican.

Para acabar de redondear el concepto, se utilizan materiales como chapas blancas caladas y cajones amarillos. «Los acabados de los materiales en mate y brillo logran dar volumen a un espacio extremadamente pequeño, pero en el que uno se siente a sus anchas», apuntan. «Todo en el local es diálogo y buen humor».

El concepto se completa con una iconografía sencilla «para que el viajero pueda guiarse sólo y esté tranquilo en todo momento», apuntan desde la empresa.

Esther Mengual y Cathy Figueiredo abrieron la agencia Wanna One tras años de experiencia como directoras creativas y de marketing en los que han trabajado con grandes marcas internacionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine