13 de abril de 2018
13.04.2018

Un convenio permitirá realizar la «ITV» a los edificios de más de 50 años de Gandia

Desde hace 4 años es obligatoria la revisión para garantizar la seguridad de las viviendas y detectar deficiencias, pero su cumplimiento es bajo - El ayuntamiento firma un convenio con el Colegio de Arquitectos de València para agilizar el trámite

13.04.2018 | 04:15
Un convenio permitirá realizar la «ITV» a los edificios de más de 50 años de Gandia

El Ayuntamiento de Gandia y el Colegio Territorial de Arquitectos de València (CTAV), que desde hace años tiene una sede en el distrito de Benipeixcar, están dispuestos a impulsar las gestiones necesarias para que en esta ciudad se cumpla la ley y los propietarios de los edificios de viviendas que hayan pasado la barrera de los cincuenta años lleven a cabo una revisión de la estructura básica. Es lo que se ha venido en llamar como la «ITV» de los inmuebles destinados a viviendas, que tiene como finalidad detectar posibles deficiencias y, si se dan, corregirlas.

Esa revisión técnica, que debe ser realizada por arquitectos, es una obligación desde que la Generalitat aprobó, hace cuatro años, una ley específica, pero tanto en Gandia como en la mayoría de municipios su aplicación se está retrasando. Solo en la capital de la Safor se calcula que existen cientos de bloques de pisos de más de cincuenta años que no han llevado a cabo esa revisión.

El principal motivo de ello es el escaso interés que muestran la mayoría de comunidades de propietarios, algunas de las cuales desconocen que están obligadas a la inspección de sus edificios.

Para paliar, al menos en parte, esa situación, detectar deficiencias estructurales y mejorar la calidad del parque de viviendas de Gandia, la Junta de Gobierno de esta ciudad aprobó el miércoles la firma de un convenio con el CTAV que, entre otros aspectos, contempla la posibilidad de conveniar un sistema para que los propietarios de los bloques de viviendas afectados contraten la inspección en términos generosos y que resulte lo menos gravosa para los titulares de las viviendas.

Tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Gandia están en la línea de aplicar un cambio en la política de crecimiento urbano que consiste en vetar más ocupaciones de terreno para construir pisos y, en cambio, reordenar la actual trama urbana, mejorarla, modernizarla y rehabilitarla, tanto en lo espacios públicos como en los privados.

También en esa línea va el convenio entre el ayuntamiento y los arquitectos valencianos. El Gobierno local, mediante un comunicado, indicó ayer que su afán es «mejorar la ciudad de Gandia, su entorno urbano y potenciar una arquitectura y planificación presididos por la calidad y la sostenibilidad». El convenio, que se puede prorrogar a un máximo de cuatro años, permitirá al consistorio asesorarse desde el punto de vista técnico en materia de regeneración urbana y rehabilitación de edificios, accesibilidad a espacios públicos y privados y eficiencia energética de los mismos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine