05 de mayo de 2018
05.05.2018

«La gente lleva dos meses sin comprar coches esperando la Fira del Motor»

El centro de Gandia es, desde ayer y hasta mañana domingo, un gran escaparate que acoge casi 30 marcas de coches y motocicletas en un espacio de 20.000 metros cuadrados - El sector espera superar en un 10% las ventas del año pasado

05.05.2018 | 04:15
«La gente lleva dos meses sin comprar coches esperando la Fira del Motor»

La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, tiene razón cuando asegura que hay mucha gente que ha retrasado la compra de un vehículo a la espera de que llegue la cita comercial más importante de la ciudad: La Fira del Motor.

La séptima edición de este evento arrancó ayer con el reto de superar en un 10% los resultados del año pasado y, sobre todo, con las miras puestas a consolidar un modelo que, lejos de presentar síntomas de agotamiento, ofrece un lustre envidiable que se aprecia claramente en la ilusión que ponen las empresas a la hora de preparar y organizar la feria.

Realmente, el departamento de Políticas Económicas e Innovación, dirigido por la concejala Alícia Izquierdo, tiene muy poco que retocar cada año en esta feria que ha logrado posicionarse de manera tal que los usuarios, sin mapa alguno, ya conocen incluso donde se encuentra cada marca.

El Centre Històric de Gandia vuelve a ser, desde ayer y hasta mañana, un gran escaparate de 20.000 metros cuadrados por el que se extienden más de 600 vehículos entre coches, motos y automóviles de ocasión con descuentos que pueden llegar a los 1.500 euros respecto a los que ya se ofrecen en concesionario. Más de 30 expositores y 42 marcas forman el catálogo al aire libre en el que los vecinos de las comarcas de la Safor y alrededores podrán disfrutar con toda la familia gracias a la zona de juegos infantiles que se ha instalado en el jardín de la Casa de la Marquesa y de la gastronomía de la ciudad en los bares, cafeterías y restaurantes de las zonas más próximas al espacio que ocupa la Fira del Motor.

Los encargados de inaugurar oficialmente el evento ayer fueron la alcaldesa, Diana Morant, la concejala Alícia Izquierdo y el presidente de la Diputació de València, Jorge Rodríguez, que visitó varios puntos en la ciudad.

Como siempre, los concesionarios de las marcas de coches se extenderán a lo largo del paseo de les Germanies, desde la plaza del Tirant hasta la altura de la calle Sant Rafael, en las plazas del Prado y Jaume I. Como desde hace dos ediciones, la plaza Major es el espacio reservado para las motocicletas, mientras que en la del Tirant se encuentran las cuatro casas de vehículos de ocasión, donde, por cierto, se pueden encontrar varios Ferrari, Porsche e incluso un Maserati.

«Creíamos que no íbamos a poder superar la presencia de concesionarios y este año tenemos un estand más de motos y dos de vehículos de ocasión», explicaba la concejala Izquierdo. «Ofrecemos lo mejor que tenemos, el Centre Històric y la ciudad». La edil de Promoción Económica señaló que «durante este fin de semana, además, hay muchas actividades como el encuentro de celistas o la exposición de la Diputación de Valencia» que se pueden visitar.

Izquierdo recordó que el pasado año se contabilizaron 17.000 visitantes. «Es una feria de la que no solo se benefician los empresarios del sector, sino que supone un revulsivo para el sector comercial y hostelero. Los presidentes de las asociaciones empresariales están muy contentos».

Diana Morant, por su parte, deseó que «hagan el negocio que han venido a hacer, que ofrezcan buenas promociones y que cumplan el objetivo de repartir economía». La alcaldesa se mostró «muy contenta» de que «se haya consolidado esta colaboración público-privada entre las empresas y el ayuntamiento, que hacen posible la Fira del Motor».

El presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, señaló que «una de las cuestiones importantes es trabajar la capitalidad y la capacidad de atracción de las ciudades, que son lugares de convivencia».

A su vez, también destacó que «la única manera de generar bienestar es fomentar el desarrollo económico». «En un momento como el actual, donde la crisis ya está dando sus último coletazos es más acertado aprovechar la ocasión de venir y disfrutar de la ciudad y de un evento tan especial».

Desde el punto de encuentro en la puerta del Ayuntamiento, la comitiva encabezada por Morant, Izquierdo y Rodríguez, inició un recorrido para hablar con los trabajadores que durante todo el fin de semana atenderán a quienes se acerquen a conocer las ofertas y promociones.
Como ya explicaron los empresarios el día de la presentación del evento, pese a que en la edición del 2017 se desbordó la previsión inicial de crecimiento del 10% al 20%, para este han querido ser conservadores y prevén un crecimiento del 10% y una facturación que podría llegar a los seis millones de euros, uno más que en 2017.

Planes para facilitar la compra
Uno de los principales atractivos que han preparado los concesionarios, tanto de coches como de motos, para este año, es la posibilidad de adquirir un vehículo mediante la fórmula del «renting» u otro tipo de planes como el pago por conducción.
Estos planes se ofrecen independientemente de las ofertas que han preparado y que se pueden encontrar, sobre todo, en coches ya matriculados, a los que se aplican importantes descuentos. Estas ofertas, además, se mantienen una semanas más allá de la Fira del Motor para aquellos interesados que necesiten tiempo para pensarse si cierran o no la operación.
El sector reconoce que el evento ha jugado un papel muy importante en la salida de la crisis, ayudando a alcanzar un crecimiento del 20% en 2017, el doble del que se registró en la Comunitat Valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine