26 de marzo de 2016
26.03.2016
Semana Santa Marinera

El drama de los refugiados marca el viernes santo en Valencia

La Semana Santa Marinera se vuelca con el drama de los exiliados con varios rezos colectivos

26.03.2016 | 04:15

El día en el que con más recogimiento se vive la Semana Santa Marinera en los barrios marítimos de Valencia tuvo un protagonista especial: los refugiados. Los Vía Crucis celebrados por la mañana, con las visitas de los cristos del Salvador y del Salvador y del Amparo al mar como acto más destacado, rezaron por los fallecidos en el mar. Muy especialmente, lo hicieropn por Aylan y los 500 niños que han muerto en el Mediterráneo huyendo de zonas en guerra. Por la tarde, el arzobispo cardenal de Valencia, Antonio Cañizares, presidió otro Vía Crucis por el río acompañado de refugiados, mientras el Marítim se recogía sobre sí mismo con la procesión del Santo Entierro, la más larga de la Semana Santa Marinera y una de las más sentidas.

A la espera dela fiesta en que se convertirá el distrito esta medianoche, los Poblats Marítims fueron ayer el escenario de varios Vía Crucis, el recorrido litúrgico que sigue los pasos que, según los Evangelios, dio Jesucristo durante su martirio y posterior trayecto, con la cruz a cuestas, al Monte del Calvario donde iba a ser crucificado. Son actos solemnes que este año recordaron a los fallecidos en el mar y especialmente a quienes lo han hecho buscando un mundo mejor, lejos de la guerra, en la tierra prometida en que se ha convertido Europa.

Así, las hermandades del Santísimo Cristo del Salvador y la del Santísimo Cristo del Salvador y del Amparo salieron en procesión a las 7.45 horas con sus respectivas imágenes titulares y tras el tradicional encuentro a la altura del número 141 de la calle Barraca la talla del Cristo del Salvador acudió a la playa, donde los cofrades rezaron por los refugiados fallecidos en el Mediterráneo, mientras dos mujeres entraron al mar y depositaron sobre el agua una corona de laurel en honor a los difuntos. La hermandad del Cristo del Salvador y del Amparo de la parroquia de Cristo Redentor y San Rafael Arcángel hizo lo mismo a mediodía.

Ya por la tarde, el Programa Diocesano de Pastoral con Inmigrantes organizó un «Vía Crucis de todos los pueblos» en el viejo cauce del río Turia en el que participaron inmigrantes de varias nacionalidades, entre ellos grupos de refugiados, y feligreses españoles de diferentes parroquias. El recorrido comenzó a las 19.30 horas y discurrió desde el puente de las Glorias Valencianas hasta el de Serranos para finalizar en la parroquia de El Salvador y Santa Mónica. En el Vía Crucis también participaron numerosos sacerdotes y presbíteros que pertenecen a las parroquias que acogen a un mayor número de inmigrantes, así como un grupo de refugiados que son acogidos en la diócesis. Cada una de las catorce estaciones estuvo animada por una parroquia donde existen numerosas comunidades de inmigrantes como las parroquias de San Miguel y San Sebastián de Valencia, San Francisco de Paula de Xirivella, Raimundo Peñafort de Rocafort o San Miguel de Soternes, entre otras.

Silencio en el Cabanyal
Mientras, el silencio se adueñaba de los barrios del Cabanyal y Canyamelar. El Marítim vivió la procesión del Santo Entierro, que comenzó a las 18.30 horas y terminó pasada la 1.30 horas „al cierre de esta edición continuaba en marcha„.

Es uno de los actos más solemnes de la Semana Santa Marinera y la última muestra de devoción, fervor y fe antes del recogimiento propio del Sábado Santo. En él participaron todas las cofradías y hermandades y acudieron representates de todas las formaciones políticas en el consistorio. Hoy a medianoche el silencio desaparecerá y el Marítim celebrará el Domingo de Resurrección con un desfile festivo que recorrerá las calles del barrio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Semana Santa

 

Programa de la Semana Santa Marinera de Valencia

Consulta el calendario y los horarios de todas las procesiones del Marítimo

 
 

Comparte esta página
Enlaces recomendados: Premios Cine