Aprender a coser

Valencia entre costuras

La crisis, el reciclaje, el «háztelo tú mismo» y las series de televisión relanzan el interés por los cursos de confección

21.02.2014 | 13:09
Imagen de las clases en el taller "Tissora", y las series "El tiempo entre costuras" y las galerías "Velvet".
Imagen de las clases en el taller "Tissora", y las series "El tiempo entre costuras" y las galerías "Velvet".

Máquinas de coser

  • Las ventas aumentan más del 100%.
  • Sira Quiroga y sus aventuras causaron furor. La historia de esta joven costurera, interpretada por Adriana Ugarte, tras la Guerra Civil, registró importantes audiencias. Pero, además, provocó un efecto secundario: según Amazon.es, la venta de máquinas de coser se ha incrementado un 135%.
  • Durante el horario de emisión de «El tiempo entre costuras»„ entre las diez y las doce de la noche„ los pedidos de máquinas de coser por internet todavía eran mayores.   En tan solo un mes, las máquinas de coser se han convertido en el producto más vendido en su categoría en Amazon.es, que actualmente cuenta con más de 80.000 productos disponibles. Las ventas del libro original de María Dueñas se multiplicaron por cuatro desde la emisión del primer capítulo.   La actriz protagonista, por su parte, se ha lanzado a diseñar una colección de lencería femenina.

La ficción literaria y televisiva ha dado un último impulso y una segunda vida a las clases de costura. En Valencia, desde el inicio de la crisis y la vuelta a lo artesano, los talleres que enseñan a coser han visto aumentar su demanda.

Leer capítulo a capítulo las aventuras de Sira Quiroga, una modista madrileña de los años 30 que acaba de espía, o verla capítulo a capítulo en televisión en la piel de Adriana Ugarte rescató de la memoria patrones, máquinas Singer, bobinas de hilo y maniquíes. La novela de María Dueñas y la serie de Antena 3 han reavivado un interés por la costura que viene ya de antes, al calor o frío de la crisis económica y la necesidad de ahorro, pero también por la filosofía del háztelo tú mismo (Do it yourself) importada de Estados Unidos y el gusto por lo vintage y lo artesanal. Aquellos cursos de corte y confección, que parecían cosa de otros tiempos, han resurgido con fuerza en Valencia.

Centros como Tissora, en Abastos, o el Tiempo de costura de Esperanza Peña van a cambiarse de local para poder responder a la demanda creciente. Según Pablo Barbero, administrador de Tissora, el aumento de demanda comenzó con la crisis pero «este año se lleva la palma». «Es difícil apunta cuantificar la repercusión de estas series en nuevas matrículas, pero sí es posible que haya despertado en muchas el 99 % son mujeres la curiosidad por aprender a coser».

Patricia Rozalén, responsable de los talleres de costura de Parapente homemade, comenzó en 2010. En estos tres años, añade, la mayoría de la gente que se decidió a volver a coser lo hizo por la crisis, por ahorrarse los arreglos, porque sus madres y/o abuelas ya no pueden coger aguja e hilo o porque están en paro. Patricia apunta también motivos sentimentales la nostalgia del pasado, los recuerdos de la infancia. Para la responsable de los talleres de Parapenteestudio que sí ha detectado el aumento del mercado de máquinas de coser en internet o de segunda mano a raíz de El tiempo entre costuras este cambio es muy positivo para el sector textil en general, tan castigado por la fabricación china.

Esperanza Peña de Tiempo de costura asegura que «ya casi todo el mundo quiere hacer ropa». A las academias y talleres acuden personas que quieren coser en casa o como hobby pero también quien busca salidas profesionales. Es el caso de la escuela que tiene el Gremio de Sastres y Modistas de Valencia, uno de los más antiguos. Fran Tochena, maestro mayor del gremio, explica que allí la mayor afluencia es anterior al boom literario y televisivo y se explica por la calidad de la formación ofrecida. Además, en las clases de indumentaria valenciana muchos de los alumnos son falleros o miembros de algún grupo de folclore que quieren confeccionar su propio vestuario y en las de costura, Tochena ha detectado gente joven, poco acostumbrada a vestir este tipo de prendas, que «se está dando cuenta de que es un lujo poder hacer tu propio vestuario a medida y poder ir exclusiva en cada momento».
Aunque Adriana Ugarte aprendió a coser de niña (le enseñó su abuela), en algunos planos utilizó las manos de una doble para las labores de costura más complicadas. Finalizada la serie basada en la novela de Dueñas, toma el relevo Velvet, en la que Paula Echevarría encarna el papel de una costurera en unos grandes almacenes en los años 50.



CINE


Ben Affleck como Batman
Ben Affleck seguirá siendo Batman

Ben Affleck seguirá siendo Batman

Volverá a enfundarse el traje de murciélago en 'The Batman', la nueva cinta del héroe en solitario

Arias y Silva, dos ejecutivos en apuros en ´Despido procedente´

Arias y Silva, dos ejecutivos en apuros en ´Despido procedente´

La película saca punta a los conflictos del entorno laboral a partir de un error aparentemente nimio

Ryan Reynolds, héroe de ficción y en la vida real

Ryan Reynolds, héroe de ficción y en la vida real

El actor ha confesado que hace unos años salvó la vida de uno de sus sobrinos

Diez películas para celebrar el Día del Orgullo Gay

Diez películas para celebrar el Día del Orgullo Gay

Repasamos los largometrajes que mejor han retratado las relaciones homosexuales en el cine

´Cosecha amarga´: Los riesgos del maniqueísmo

´Cosecha amarga´: Los riesgos del maniqueísmo

Se asienta sobre una realización un tanto obsoleta que utiliza personajes arquetipo sin apenas...

´Harry Potter´: 10 personas reales en las que se inspiró J. K. Rowling

´Harry Potter´: 10 personas reales en las que se inspiró J. K. Rowling

Muchos de los personajes más icónicos están inspirados en gente cercana a la escritora

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine