29 de agosto de 2015
29.08.2015
Moda

Vienen curvas

Famosas, modelos y anónimas reivindican su voluptuosidad frente al 90-60-90. Ayer Valencia acogió un «casting» XXL. La revolución «curvy» ha llegado.

29.08.2015 | 10:05

La campaña más sonada este verano, la de una firma de baño estadounidense, tenía como protagonista a una «mujer normal». Tan normal que no solo está muy lejos del estándar de «perfección» imperante sino que exhibe, sin pudor ni photoshop, estrías y celulitis. Nueva York Fashion Week, Milán, París, Vogue Italia, el calendario Pirelli ... las chicas con tallas superiores a la 44 han empezado a colarse en las portadas y en las pasarelas.

Y la «cruzada» no ha hecho más que empezar. «I´m no angel» (no soy un ángel) es la última campaña viral que reivindica las tallas grandes. El lema utilizado por la famosísima firma de lencería Victoria´s Secret -Perfect Body (Cuerpo perfecto)- provocó una campaña viral de protesta con más de 30.000 firmas en todo el mundo. La marca cambió la frase por A body for Every Body (un cuerpo para cada cuerpo). Eva María Pérez, la primera modelo XXL española en ser portada de Interviú, es una activista cuyo blog lleva por nombre «No soy 90-60-90». Ahora reivindica el fin de la «segregación»: las plus size desfilan, sí, pero por su lado y las delgadas por el suyo; la moda de tallas grandes ya incluye tendencias, sí, pero se vende en tiendas especializadas. Su siguiente acción será protestar contra los diseñadores que rechazan a las modelos exuberantes.

Eva ha amadrinado la iniciativa de ModelosXL, un proyecto que recorre en doce meses doce capitales españolas, para elegir la modelo de cada mes y que ayer desembarcó en Valencia. Eva María Pérez (80 kilos de peso y 1,70 de estatura) sigue la senda abierta por Candice Huffine „la chica Pirelli más rotunda„, Tara Lawn, Robyn Lawley (imagen de Violeta by Mango), Crystal Renn (quien confesó sus problemas alimenticios en un libro), Tara Lynn o Whitney Thompson (primera modelo de tallas grandes en ganar America´s Next Top Model).

Un documental, A Perfect 44 (una perfecta talla 44) firmado por James Earl O´Brien y Giovanna Morales Vargas aborda lo que alguna de las entrevistadas considera «la última nueva forma de discriminación». La industria de la moda ha sido la primera interesada, además, en intentar combatir esa corriente que la vincula a enfermedades como la anorexia o la bulimia. Las pasarelas decidieron hace años controlar la masa corporal en sus castings y las revistas están reduciendo el uso de photoshop y apostando por la diversidad.

En España, algunos pasos por detrás de la corriente internacional a decir de Eva María Pérez, una empresa de cosmética fue de las primeras en romper una lanza por las «mujeres reales». Grandes cadenas de moda han lanzado colecciones plus y algunos diseñadores se atreven a romper con los cánones y subir a la pasarela morfologías diversas.

También las celebridades -que en el siglo XXI marcan más tendencia que las modelos- han hecho mucho por el cambio de punto de vista. Mujeres curvilíneas como Beyoncé, Mariah Carey, Kim Kardashian, Jennifer López o la guapa morenaza Vicky Martín Berrocal entre las famosas nacionales, han hecho de sus curvas su bandera y han creado el caldo de cultivo para esta oleada curvy.
Se trata, como sostienen los organizadores del concurso ModelosXL, en demostrar que «Tener tallas de más no tiene por qué ser un tabú, sino una oportunidad». O, como repite siempre Eva María Pérez Llano, la chica Interviú, en reivindicar no las curvas, sino la diversidad. Un mundo de moda y belleza en el que caben todas. Y?todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine