26 de febrero de 2016
26.02.2016

«La distancia física favorece el acercamiento psicológico»

El consultor y «coach» Daniel Torán publica «Subir abajo», una novela que viaja a la cordillera del Himalaya y a las profundidades de la mente

26.02.2016 | 04:15
Torán, en las proximidades del campo base del Everest.

A priori el título de su primera novela suena a contradicción. Pero una vez el lector se adentra en sus páginas, todo cobra sentido. Subir hacia abajo „escrita por Daniel Morán y publicada por Círculo Rojo„ es un viaje al Himalaya, la cordillera que alberga el pico más alto del mundo, el Everest, y al mismo tiempo es un libro para profundizar en la mente.

El propio Torán (Montevideo, 1961) explica a Levante-EMV que «es un libro, por una parte, de viajes, de aventuras, pero al mismo tiempo es una historia de superación. Está escrita a partir de mis diarios de viajes a Nepal y de trekking. Un día desempolvé estas anotaciones y las convertí en novela. Es fruto de las reflexiones en la soledad de las montañas, de crecimiento personal y valores», señala.

La parte más «viajera» del libro está, quizás, en sus paisajes y ambientes, al comparar la forma de vida en oriente y occidente. Sin embargo, no deja de lado el aspecto más interior de su protagonista. «El personaje está hastiado de su vida y un día cumple su sueño de llegar hasta el campo base del Everest. Compara con su vida lo que allí encuentra: los valores de hospitalidad o entrega», dice Torán, que esta tarde presenta su novela en la Librería Leo de Valencia.

De su protagonista dice que «no va preparado físicamente, va amoldando el cuerpo al camino, pero mentalmente van surgiendo los miedos. La fuerza mental es muy importante, el físico se acopla. Para enfrentarse a determinadas situaciones, es más importante la preparación mental que la física. La actitud es muy importante», apunta el consultor y coach.

De su experiencia profesional, destaca „y eso se refleja en la obra„ que «en la vida hay que poner freno de vez en cuando, para y mirar hacia dentro». Para ello, apunta, «la distancia física favorece el acercamiento psicológico. Tenemos que alejarnos de nuestra zona de confort. Es importante eliminar el ´ruido´ que nos aleja de reflexionar. El aislamiento te hace pensar, aunque no hace falta irse a Nepal. Un paseo en solitario es suficiente», añade.

El nombre del libro no es casual: «Cuando hablamos del Himalaya tendemos a pensar en subir. El libro alude a la escalada interior. Es un viaje por el Himalaya y a las profundidades de la mente», explica su autor.

Reinvención de la autoayuda
Desde la perspectiva de libro de autoayuda, Torán señala que Subir hacia abajo es una novela tanto para aquellos que pasan por un momento difícil, como para quienes se sienten a gusto con su vida. «Los primeros encontrarán una obra para reflexionar y los segundos, una para mejorar». Torán hace una reflexión sobre el género: «El sector de los libros de autoayuda debe reinventarse. Dar una vuelta de tuerca a las normas. Sería bueno tanto para el autor como para el lector», señala con un punto crítico.

Para Torán el proceso de escritura ha sido satisfactorio. «He disfrutado escribiéndolo», dice. Pero lo mejor, añade, «es que la gente lea tu obra y le guste». Aunque en Subir para abajo defienda la soledad buscada para profundizar en uno mismo, prefiere que la acogida de su novela sea en buena compañía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine