21 de diciembre de 2015
21.12.2015

Empoderamiento educativo

La entidad Plena Inclusión clausura la Escuela de Pensamiento Libre para personas con discapacidad intelectual

21.12.2015 | 04:15
Un alumno interviene en una de las clases de la escuela.

Los alumnos y alumnas de la primera edición de la Escuela de Pensamiento Libre de Plena inclusión ya se han graduado. La escuela es un proyecto que desde hace varios años desarrolla la anteriormente denominada Federación de asociaciones en favor de las personas con discapacidad intelectual de la Comunidad Valenciana (Feaps) en cooperación con la asociación Filosofía para niños (FpN) de Valencia.
Esta graduación supone la culminación de un año intenso del proyecto que por primera vez toma la forma de escuela, ya que cuenta con un claustro de profesores, alumnos y alumnas, temario, etcétera con un modelo educativo alternativo y totalmente inclusivo ya que tanto en el claustro docente como en el alumnado se cuenta con personas con y sin discapacidad intelectual.

Los contenidos educativos de la escuela son elaborados por las mismas personas con discapacidad, tomando como punto de partida una metodología activa, democrática y creativa que se centra en desarrollar potencialidades de pensamiento y no tanto en combatir las
limitaciones.

Los responsables del proyecto, Chema Sánchez y Juan Carlos Morcillo, están convencidos de los resultados del proyecto «si se trabajan los potenciales de aprendizaje de las personas y los procesos de pensamiento, más que los contenidos concretos, podemos abrir una via alternativa, posible y a la vez utópica,para darle forma a este pequeño sueño de otra escuela posible bajo la idea de empoderamiento educativo».

La escuela de Pensamiento libre incide en explorar una via alternativa para trabajar con el potencial cognitivo de personas con limitaciones intelectuales pero a la vez con muchas posibilidades de aprendizaje apenas trabajadas. «Aprender a pensar, expresar emociones o descubrir nuestros valores eran objetivos que considerábamos necesario abordar desde una perspectiva critica, creativa y cuidadosa», argumentan.

La escuela se estructura en sesiones mensuales dirigidas a un grupo de alumnos con y sin discapacidad en torno a tres bloques: pensar, sentir y actuar en los que los alumnos de manera activa reflexionan, exponen sus pensamientos y cooperan entre ellos.

El claustro de profesores está formado por cinco personas, un profesional de la federación, tres profesionales de la FpN y una persona con discapacidad intelectual.

La presidenta de Plena Inclusión CV, Mario Puerto, insiste en «el carácter pionero de esta experiencia como la mejor manera de llevar a la práctica la misión y valores que identifican tanto a Plena Inclusión coma a Filosofía para Niños. «Fruto de esta cooperación se firmó públicamente un convenio de colaboración que permitirá seguir desarrollando la EPL en años posteriores».

«Experiencia increíble»
Para el alumnado que acaba de finalizar esta primera edición de la Escuela, la experiencia ha sido «increíble» y expresaron sus sentimientos en este día. «Habrá un antes y un después para mí» o «en esta escuela me reconocen como lo que soy» o «es la primera escuela en la que apetece suspender para tener que repetir el curso», fueron algunas de las frases pronunciadas por los asistentes.
En 2016 el proyecto seguirá desarrollándose con su segunda edición de la EPL y en la que tres alumnos de la primera edición ya formarán parte del claustro docente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine