01 de agosto de 2016
01.08.2016

Vacaciones lejos del bloqueo israelí

Diez niños y dos adultos de Cisjordania pasan dos semanas de descanso en Valencia - La diputación y la asociación Unadikum firman un convenio para alejar a familias palestinas del contexto militar en el que viven y ofrecerles «un alivio»

01.08.2016 | 04:15
Vacaciones lejos del bloqueo israelí

Dos familias palestinas han pasado unos días de vacaciones en la Comunitat Valenciana, lejos del «infierno diario» que les rodea. Durante quince días han podido vivir «como familias normales, sin preocuparse de más». Doce miembros de los Tamimi y los Azzeh, de Nabi Saleh, una aldea situada al noreste de Ramala (Cisjordania), llegaron a Valencia el pasado 17 de julio y han estado hasta el pasado sábado, gracias a un acuerdo entre la Diputación de Valencia y la asociación Unadikum País Valencià.

Marta Martín, miembro de la asociación y concejal de Esquerra Unida de Alboraia, explica que es la primera vez que se consigue un convenio de estas características «ya que romper el bloqueo es muy complicado». De hecho, los Azzeh y Tamimi se encontraron numerosas trabas en los controles militares (checkpoints) para salir de Cisjordania y, además, debían hacer escala en Estambul la noche del intento del golpe de Estado, por lo que su llegada a Valencia se demoró. A pesar de esto, según afirma Martín, la intención es «poder repetir esta experiencia y que cada año podamos ampliarla a más familias».

El objetivo del convenio y su estancia en Valencia es «que durante estos días los niños puedan ser niños de verdad, disfrutar y vivir sin tener que preocuparse de que nadie les dispare por el simple hecho de ser palestinos», apuntan desde Unadikum. Los menores han participado en un programa lúdico-educativo «que contribuye a su bienestar», y también recibieron atención sanitaria.

Los más jóvenes –diez, en total, que vinieron con dos adultos– también pasaron unos días en el campamento juvenil Jaume I de Alcossebre, del IVAJ, lo que financia la diputación y que incluye el convenio que se firmó por un total de 26.770 euros, según la entidad provincial.

Igual que Unadikum, la institución incide en la necesidad de proporcionar a las familias «un alivio o un descanso de su día a día, y permitirles interactuar con otro contexto social y político». La Diputación de Valencia decidió contribuir en el proyecto, llamado «Sunnyfreedom», para ayudar a personas «en situación de riesgo, vulnerables y víctimas» del conflicto en Palestina.

Desde la asociación –que nace en 2010 con el objetivo de romper el bloqueo de la Franja de Gaza– destacan que ambas familias son «de las más activas contra la ocupación israelí», de las que «mejor representan la lucha diaria» y un «ejemplo de fuerza a pesar de todas las adversidades que sufren a diario».

Marta Martín explica que en Hebrón, donde vive la familia Azzeh, están aflorando los asentamientos israelíes (ilegales según la legislación internacional y denunciados varias veces por la ONU). Allí, Hassem, el padre de familia fue asesinado, lamenta Martín, al inhalar gas lacrimógeno lanzado por el ejército de Israel. Hassem perdió su trabajo en la UNRWA –la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina– al no poder asistir por no contar con libertad de movimiento.

Las familias visitaron lugares como el Oceanogràfic. También fueron recibidos en la diputación por el presidente, Jorge Rodríguez, y varios diputados, como Emili Altur o Rosa Pérez, que han colaborado en el convenio. Además de Martín, desde Unadikum han trabajado en el proyecto Jorge Ramos Tolosa, Estela Vidal y Manuel Pineda, presidente e impulsor de la acción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine