12 de septiembre de 2016
12.09.2016

Una voluntaria valenciana lleva el hockey a Kenia

María Ferrer muestra «los valores personales y sociales» de este deporte en el sudeste africano

12.09.2016 | 12:06
Una voluntaria valenciana lleva el hockey a Kenia

Una valenciana de 25 años que realizó las prácticas de marketing en la Federación de Hockey de la Comunidad Valenciana ha sido la encargada de llevar este deporte hasta los rincones más recónditos del Gran Valle del Rift, la gigantesca fractura geológica que nace en el sudeste africano.

María Fvivía en una pequeña ciudad dentro del Condado de Nakuru que tiene alrededor de 40.000 habitantes distribuidos en tribus. Allí se encontraba en un centro de acogida que compartía con otros tres voluntarios españoles, una inglesa y dos chinos. Por la mañana se encargaban de ayudar en tareas de mantenimiento, reparaciones y por las tardes esta valenciana organizaba talleres y actividades deportivas.
«La razón por la que decidí enseñar hockey a los niños es porque considero necesario que conozcan la gran diversidad de deportes que existen y que tuvieran experiencias y sensaciones nuevas para ellos. Era una manera de disfrutar haciendo algo diferente», cuenta María. Así, como los niños solo conocían el fútbol, ésta les explicó que el hockey era muy parecido pero «con palos y sin usar el pie». Para poder ponerlo en marcha, utilizó ramas grandes de los árboles que encontraba en el suelo y bolas improvisadas.

María asegura que el hockey integra «tanto valores personales como sociales». De esta forma, los niños aprendían a trabajar en equipo para alcanzar una misma meta: cooperar. «Este deporte desarrolla el autocontrol tanto en sus propios movimientos como a la hora de asumir diferentes ramas de juego», explica esta voluntaria. De este modo, a través del deporte, María decidió enseñar a los jóvenes africanos la importancia que tienen las normas en la vida cotidiana y para la sociedad en general.

«Ha sido una experiencia increíble, todo ha sido inolvidable». Por eso confiesa que «volvería a hacerlo». Por esta razón, guarda grandes recuerdos como el paisaje de Kenia, que considera como algo «maravilloso». «Poder ver amanecer y atardecer es algo espectacular igual que poder disfrutar de tanto de la gente, como de los parajes, ayudar en las tareas y jugar al hockey con los niños».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine