12 de junio de 2017
12.06.2017

Algemesí Solidari concluye la primera fase de «La Escuela de Baasnere»

Se trata de un edificio de tres aulas, dentro de un futuro complejo de educación secundaria en Burkina Faso

12.06.2017 | 04:15
«La Escuela de Baasnere» es un proyecto iniciado en 2013.

Algemesí Solidari presentó oficialmente la ejecución de la primera fase de «La Escuela de Baasnere» en un acto celebrado el pasado viernes en el Casino Municipal de la localidad de la Ribera Alta.

Se trata de un proyecto que Algemesí Solidari trae realizando a esta localidad de Burkina Faso desde el año 2013 en que se iniciaron los primeros contactos al respeto. La primera fase ha consistido en la construcción de un edificio con tres aulas, bajo el mismo tejado, dentro de un futuro complejo de enseñanza secundaria para poder atender parte de las niñas y niños de las seis escuelas de primaria que hay en un radio de unos 30 kilómetros.

Este proyecto es una de las grandes necesidades de Baasneere. Algemesí Solidario empezó a trabajar en este poblado en 2010 donde atendió las principales peticiones de la población, que eran la construcción de un pozo de agua y la rehabilitación del Centro de Salud.

La Escuela de Baasneere está siendo posible gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Algemesí, la Cátedra Unesco de la Universitat Politècnica de València, la Universitat de València, la parroquia de Mª Auxiliadora de Algemesí, diferentes empresas de Algemesí y un gran número de personas.

Además, un equipo de voluntarios viaja cada año a la localidad centroafricana para supervisar el funcionamiento adecuado de las obras.

En esta obra, la población ha colaborado con la recogida de materiales: piedras, tierra y arena. Está previsto hacer para el año que viene cursos de formación para la gente del poblado, tanto de fabricación de los bloques de tierra comprimida con los cuales se ha hecho la obra, como de construcción.

Tanto los materiales utilizados como el diseño de los edificios responden principalmente a criterios de la sostenibilidad, fundamentados con los propios materiales, la tradición y la climatología del lugar.

Desde 2011, han pasado por los campos de trabajo de Baasneere más de 30 voluntarios en una estancia de cinco meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine