El banco acepta negociar para evitar que Carmen sea desahuciada

La alternativa que barajan las partes es subrogar la hipoteca y reclamarle el dinero al vendedor acusado de estafa

 05:30  
Carmen muestra la escritura de la casa que compró en 2005.
Carmen muestra la escritura de la casa que compró en 2005.  i. c.

IGNACIO CABANES VALENCIA Carmen, la septuagenaria que está a punto de quedarse en la calle tras descubrir que su casa seguía hipotecada por una confusión entre el banco y el matrimonio que se la vendió, puede respirar algo más tranquila. El banco le ha notificado que aceptaría negociar una rebaja en la deuda y darle un margen de tiempo para que reuniera el dinero y así no se quedara en la calle con sus cinco nietos. Esta alternativa barajada por ambas partes pasa por subrogar la hipoteca para posteriormente reclamarle el dinero al vendedor de la casa, quien actualmente se encuentra imputado por estafa.

La noticia publicada por Levante-EMV el pasado 3 de enero generó una gran indignación entre los lectores, quienes incluso exigían responsabilidades no sólo al vendedor sino al banco, por haber gestionado el dinero para liquidar otra deuda, y a la notaría donde se dio constancia de que la hipoteca que pesaba sobre esta casa había sido liquidada.

"Nosotros pretendíamos imputar también al director de la sucursal bancaria y al notario pero finalmente el juez sólo imputó al matrimonio que le vendió la casa a mi cliente", explicó Amparo Costa, letrada de la mujer. "Desde que nos enteramos de que la casa iba a salir a subasta pública hemos presentado varias demandas intentado paralizar el proceso, así como propuestas al banco para solucionar el problema", añadió la abogada.

Hasta la fecha todo habían sido excusas pero parece que, tras la noticia, el banco se está planteando llegar a un acuerdo económico. "Mi cliente asumiría la deuda y luego le reclamaría el dinero al vendedor", concluyó. El problema va a ser reunir la cantidad que solicita el banco, de la cual todavía están en negociaciones.
Los hechos se remontan a 2005 cuando esta mujer, de 73 años y con cinco nietos a su cargo, compró una casa en Alzira sobre la que pesaba una hipoteca. El vendedor de la vivienda ingresó el dinero que le pagó Carmen para, supuestamente, liquidar la carga hipotecaria. Sin embargo, el banco destinó los 35.000 euros para saldar un préstamo personal que tenía el propio vendedor.

"Cuando un vendedor de una vivienda deposita un dinero para cancelar una hipoteca, ese dinero va siempre a levantar la carga hipotecaria y no a otras deudas que pueda tener el vendedor de la vivienda", reconoció ante el juez el que era director de la sucursal bancaria en 2005. Sin embargo, alegó que no recordaba que pasó en este caso en concreto.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Redes sociales

Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya