El asesino de Pedralba: ´Juro por Alá que yo no la maté´

El acusado de violar y matar a María del Carmen Ortiz se enfrenta a una pena de 37 años de prisión -Su ADN se encontró en el cadáver y en la casa

 
Mamouni Boubker, el acusado de violar y matar a una mujer en Pedralba.
Mamouni Boubker, el acusado de violar y matar a una mujer en Pedralba.  ferran montenegro

IGNACIO CABANES VALENCIA "Juro por Alá que no conozco a esa mujer. Yo no la maté", aseguró ayer ante el juez Mamouni Boubker, el presunto asesino de Pedralba, intentando negar lo que con las pruebas sobre la mesa resulta evidente. El acusado de violar y asesinar a María del Carmen Ortiz, de 55 años, en mayo de 2009 no supo explicar cómo los investigadores pudieron encontrar muestras de semen con su ADN en el interior del cadáver de la víctima o por qué estaban sus huellas dactilares en la puerta del garaje de la vivienda donde se cometió el crimen.

El Ministerio Fiscal, que en un primer momento solicitaba una pena de 24 años de prisión, modificó su petición después de escuchar a los testigos, al contemplar el agravante de alevosía. Por ello pide hasta 37 años de cárcel para el acusado por los delitos de asesinato (20 años), agresión sexual (15) y allanamiento de morada (2 años). A su vez, la acusación particular, ejercida por los familiares de la víctima, entiende que también se da la circunstancia agravante de ensañamiento, ya que el acusado infligió un dolor innecesario a la víctima antes de acabar con su vida, como quedó probado con la declaración de los médicos forenses.

Mamouni Boubker permaneció impasible durante todo el juicio, celebrado en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia. Con rostro imperturbable, como si con él no fuera el asunto, atendió a las preguntas de la fiscalía y de la abogada de la acusación. Su abogado prefirió no someterlo a interrogatorio alguno. Así, el acusado negó todos los cargos y alegó que nunca ha estado en casa de la víctima y que no la conocía. Del mismo modo también justificó la violación por la que fue detenido en Torre Pacheco (Murcia) en enero de 2011 y que permitió recoger la muestra indubitada que posteriormente sería cotejada con las halladas en la casa.

Los hechos ocurrieron la noche del 22 de mayo de 2009 cuando el procesado presuntamente entró en la vivienda de María del Carmen Ortiz en la calle Cervantes de Pedralba. Un vecino de la víctima habló con ella esa misma tarde. Fue la última persona en verla con vida antes del crimen. Según el relato de los hechos del fiscal, el acusado abordó a la mujer "por sorpresa y de forma muy violenta comenzó a golpearle y a quitarle la ropa, para penetrarla anal y vaginalmente". Posteriormente siguió pegándole puñetazos y patadas, todo ello cuando la víctima todavía estaba viva.

"Fue una muerte lenta y dolorosa", según corroboraron ayer los médicos forenses, quienes manifestaron que el autor "aplicó una fuerza importante y repetida" llegando a romperle todas las costillas. De hecho la causa de la muerte, que se data en torno a las diez de la mañana siguiente, se debió a una insuficiencia cardiorrespiratoria producto de la fractura de las costillas, según los forenses.

Antes de abandonar la casa el asesino dejó otras dos pruebas que permitirían posteriormente establecer su presencia allí. Restos orgánicos con su ADN en las uñas de la víctima -que apenas pudo defenderse- y sus huellas dactilares depositadas en la puerta abatible del garaje. "Teníamos prácticamente el caso resuelto, nos faltaba la persona", apuntó uno de los guardias civiles encargados de la investigación. El laboratorio de criminalística de Madrid no dejó lugar a dudas y aseguró por videoconferencia que hay tres trillones de posibilidades de que dichas huellas pertenecen al acusado.

"A Mari Carmen ya no nos la devuelven"
Los familiares de Mari Carmen Ortiz no comprenden cómo el asesino sigue negando los hechos pese a las pruebas que hay contra él y se mostraron reacios con su defensa, quien intentó cuestionar la cadena de custodia de las muestras recabadas por los investigadores. "Es indignante que ni siquiera reconozca lo que hizo. Se ensañó con ella, mi prima no pudo defenderse", criticó Antonio. "Ahora a esperar una sentencia de risa y dentro de cuatro días en la calle. A Mari Carmen ya no nos la devuelven", añadió.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Redes sociales

Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya