PORTADA
Crimen machista

El asesino de Benaguasil no recuerda que degollara a su expareja

La juez decreta prisión para el homicida que en su declaración asegura que se le pasó por la cabeza suicidarse tras el suceso, pero que no lo hizo "por su hijo"

 10:11  

J. V. P./EFE VALENCIA La juez del Juzgado número 4 de la Violencia de Género de Valencia decretó ayer por la tarde prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre que asesinó el jueves por la noche en Benaguasil a su expareja. La causa está abierta por supuesto delito de asesinato. Jose María M. M. pasó ayer a disposición judicial sobre las 17 horas.

El autor del crimen machista acabó con la vida de Raquel, con la que tenía un hijo en común, de varias puñaladas, que le asestó en la calle. Jose María la siguió cuando su expareja, que vivía en Valencia, se dirigía a ver a un amigo íntimo. El homicida le cruzó el coche en Benaguasil y la asesinó en la calle. Según explicaron a este diario fuentes cercanas al caso, señalaron que en su declaración Jose María aseguró que recordaba haber cogido el cuchillo para «intimidarla» y haber forcejado pero que no recordaba haberla apuñalado.

Asimismo, aseguró que la siguió después de ir a casa de su expareja y ver que se había ido a ver a un amigo, y dejando a su hijo con la madre de ella, que según él, no está en condiciones de cuidarlo. Jose María aseguró al juez que se le pasó por la cabeza suicidarse tras el suceso, pero que no lo hizo «por su hijo».

Agresión en Castelló
Ayer en Castelló agentes de la Policía Local detuvieron a un hombre como presunto autor de un delito de violencia de género al amenazar de muerte a su mujer y encerrarla en el domicilio conyugal. Los hechos se produjeron sobre las 9.30 horas cuando la Sala Municipal de Seguridad y Emergencias recibió la llamada de una mujer muy asustada que informaba de que su marido la tenía retenida.

Al llegar los agentes al domicilio el presunto maltratador reconoció que la había encerrado porque se había negado a darle dinero. Mientras dos policías procedían a identificarle, otros dos agentes encontraron a la mujer refugiada en el salón, quien confirmó que la agresión había sido por dinero.

Confesó también que estos episodios de malos tratos psicológicos se repetían desde hace unos años y que por este motivo había empezado los trámites para el divorcio.
    A la vista de todos estos hechos, los policías detuvieron a R.M.T., de 52 años y nacionalidad española.

Enlaces recomendados: Premios Cine