06 de octubre de 2015
06.10.2015
Juicio

Fiscalía pide 19 años de cárcel para un acusado de agredir y dejar embarazada a su hija menor

La abuela pilló a su hijo y su nieta "haciendo cosas cochinas" en un colchón en el suelo

06.10.2015 | 18:51

La Fiscalía solicita una pena de 19 años y dos meses de prisión para un hombre acusado de agredir a su hija de 16 años y mantener relaciones sexuales con ella, a la que dejó embarazada. El juicio contra este hombre, al que se le atribuyen delitos de malos tratos continuados en el ámbito familiar, un delito continuado de agresión sexual y dos delitos de violencia doméstica, ha comenzado este martes.

Además, el fiscal solicita la prohibición del acusado de acercarse a la víctima a menos de 500 metros y de comunicarse con ella por un periodo de 24 años, así como que la indemnice con 900 euros por las lesiones causadas y con 30.000 euros por daño moral.

Según el escrito de conclusiones provisionales del ministerio público, el procesado, que había sido condenado en 2005 a siete años y seis meses de prisión por un delito de abusos sexuales, en septiembre de 2011 se fue a vivir con sus padres a Borriol (Castellón), donde también residía su hija.

Desde prácticamente el inicio de la convivencia hasta octubre de 2012, el acusado sometió a la menor a constantes actos de violencia como patadas, puñetazos y golpes con varios objetos. Aprovechando el clima violento, su relación paternal y el retraso madurativo de su hija, con una minusvalía del 41 por ciento al estar diagnosticada de trastorno límite de la personalidad-Like, mantuvo relaciones sexuales con ella que desencadenaron en un embarazo y el nacimiento de un hijo.

La menor fue declarada en situación de desamparo por la Dirección Territorial de Bienestar Social el 31 de octubre de 2012, la cual asumió su tutela y acordó su acogimiento residencial en un Centro de Recepción de Menores.

El acusado no quiso declarar
La víctima ya prestó declaración en una sesión anterior del juicio, en la que el acusado se acogió a su derecho a no declarar, según ha informado un abogado.

En la vista de este martes ha comenzado declarando la abuela de la entonces menor, la cual ha reconocido que el acusado le pegaba una o dos veces por semana "porque era muy cabezona y no le dejaba tranquilo". Así, ha explicado que su nieta iba de madrugada a la habitación de su padre, el cual la mandaba de regreso a la suya.

La testigo también ha explicado que le costó creer que su hijo y su nieta hicieran una vida matrimonial, tal y como le habían contado su marido y su nieto, hasta que una noche les pilló "haciendo cosas cochinas" en un colchón en el suelo. La declaración de la mujer ha sido suspendida al sentirse indispuesta y, posteriormente, se ha acogido a su derecho de no declarar más.

Por su parte, el abuelo de la víctima ha indicado, así mismo, que el acusado pegaba a su hija "pero con motivos", pues "ella casi todas las noches iba a la habitación de su padre para estar con él". En este sentido, ha indicado que cuando le preguntó a su nieta si le pareceía bien lo que estaba haciendo, ella el respondió que no era su padre, sino su marido.

El hermano de la víctima ha relatado que había observado cómo el acusado agredía a su hermana, los cuales -según ha dicho- "tenían una relación que parecía de pareja, pues los dos se controlaban". Así mismo, ha declarado que en algunas ocasiones había oído ruidos como si ambos matuviesen relaciones sexuales.

Autogobernarse
Por su parte, uno de los médicos forenses que examinaron a la víctima ha indicado que ésta no sufría ningún trastorno para autogobernarse en materia sexual. No obstante, sí ha subrayado su elevada necesidad afectiva debido a las circunstancias de su vida.

Otra perito que también reconoció a la chica ha declarado que ésta le informó de que había tenido relaciones sexuales con su padre y dos abortos como consecuencias de las mismas. Además ha dicho que presentaba lesiones y secuelas con origen en distintas fechas.

La psicóloga del Centro de Recepción de Menores donde estuvo la víctima ha indicado que ésta relataba incidentes "muy desagradables" --episodidos de violencia y relaciones sexuales-- con su padre y comunicó un posible embarazo que posteriormente se corroboró. "Verbalizaba un enamoramiento hacia el padre, al que incluso llamaba esposo", ha dicho la perito, quien ha subrayado que "estaba altamente atormentada y era una niña rota".

Así mismo, ha afirmado que la chica a veces reconocía que las relaciones con su padre no eran correctas, pero, al mismo tiempo, "era la forma de estar junto a su padre y no sentirse abandonada".

La asistente social del mismo centro ha declarado que la menor era "totalmente vulnerable y emocionalmente paracía que tuviera 8 años". "Era como una niña primitiva, sin valores, que se sentía rechazada por sus padres", ha destacado.

Finalmente, un psiquiatra del Hospital Provincial que atendió a la víctima cuando ingresó en el centro, ha apuntado que, en general, las personas que padecen su trastorno no tienen afectado el juicio de la realidad, "lo que no significa que haya otros factores que puedan influir en la toma de decisiones en su vida".

En este caso, ha manifestado que ella no se opuso a mantener relaciones con su padre, "y mi impresión es que se crió con que los que debían de protegerla eran los que la habían maltratado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18.


Enlaces recomendados: Premios Cine