21 de abril de 2016
21.04.2016
Homicidio

Confiesa haber matado a golpes a un amigo tras saltarse un control en Oliva

La Guardia Civil localiza el cadáver junto a un camino rural, y la caseta de Palmera donde ocurrió el crimen

21.04.2016 | 13:14
Caseta en un terreno de la localidad de Palmera donde el asesino mató a su amigo a golpes.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 35 años que confesó haber matado a un amigo suyo de la misma edad cuando agentes de Tráfico le dieron alcance después de que se saltara hasta dos veces un control rutinario en Oliva, en plena noche del martes. El presunto homicida, que no confesó hasta ayer por la mañana, tras pasar toda la noche en el calabozo del cuartel de Oliva, ha relatado a la Guardia Civil que la muerte de su amigo se produjo en una caseta de campo de Palmera y que le dio muerte a golpes. Ambos son de nacionalidad española y vecinos de Oliva, al parecer.

Todo comenzó en la noche del martes, cuando agentes de la Guardia Civil de Tráfico habían montado un control en una rotonda cerca de Oliva y vieron que el conductor de una furgoneta hacía un movimiento extraño con el que pretendía eludir a los agentes, que comenzaron a seguirle.

El sospechoso inició la huida y se saltó un segundo control instalado para obligarle a detenerse, aunque finalmente pudo ser atrapado en ese mismo término municipal.

Cuando los agentes lograron darle alcance, le obligaron a bajarse del furgón y comprobaron que llevaba las manos manchadas de sangre, circunstancia a la que no fue capaz de darle una explicación creíble. Los guardias le pidieron que abriese las puertas de la furgoneta, y fue entonces cuando vieron que había más sangre en la parte trasera del vehículo.

Al parecer, trató de justificar las manchas diciendo que eran de un animal, pero las explicaciones siguieron siendo poco acertadas, de modo que fue detenido por un delito contra la seguridad del tráfico y otro de desobediencia, y trasladado a los calabozos del acuartelamiento de Oliva.

Mientras tanto, los agentes daban cuenta a la Comandancia de Valencia, que envió a primera hora a agentes del laboratorio de Criminalística para inspeccionar el interior de la furgoneta y tratar de establecer el origen humano o animal de la sangre.

Cuando el sospechoso despertó, empezó a ser interrogado por agentes del Equipo de Policía Judicial de Tavernes de la Valldigna y acabó admitiendo que la sangre era humana y que pertenecía a un amigo suyo al que había matado en un enfrentamiento la noche anterior, cuando ambos se encontraban en una caseta de campo en Palmera.

A partir de ese momento, se decidió que se incorporasen a la investigación especialistas del grupo de Homicidios de Valencia. El detenido no sólo confesó haber matado a golpes a su amigo, sino que además contó que, cuando se dio cuenta de lo que había hecho, introdujo el cadáver de la víctima en su furgoneta, roció con gasolina el interior de la caseta y le prendió fuego, con la intención de destruir las pruebas que pudiesen incriminarle.

Después, se dirigió hacia el Camí de Forna, cerca de la Font de Rubiol, un paraje de Oliva muy próximo al límite de ese municipio de la Safor con el alicantino de Pego. Tras abandonarlo junto a una caseta, condujo de nuevo hacia Oliva para regresar a su domicilio, pero fue entonces cuando se topó con el control de la Guardia Civil y acabó entre rejas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18.


Enlaces recomendados: Premios Cine