07 de mayo de 2018
07.05.2018
Juicio

Cuatro narcos niegan que dejaran morir a un 'mula' para sacarle la droga

Los procesados afrontan penas de cárcel por homicidio y un delito contra la salud pública

08.05.2018 | 09:04

Los cuatro acusados de dejar morir a una persona en Burgos, el gijonés Fernando Bernardo Gómez -de 38 años y vecino del barrio de El Llano- que hacía de mula transportando pequeñas cantidades de droga, han negado ante el juez que le dejasen fallecer para abrir su abdomen y extraerle las 67 cápsulas de cocaína que había ingerido, para después deshacerse del cadáver descuartizado en una maleta.

La Fiscalía Antidroga, que les acusa de un delito contra la salud pública y de otro de homicidio, pide 30 años de cárcel para el presunto líder de la red Heriberto Reyes, Yoni, y 24 años para sus tres directos colaboradores Benjamín Guzmán, Alexander Méndez y Alba Leidy Cabrera, sobrina de Reyes.

El primero en prestar declaración en el juicio ante la Audiencia Nacional, que continúa mañana, ha sido Reyes, que en todo momento ha apuntado a una persona a la que ha identificado como "El Gordo", como el presunto jefe bajo cuyas órdenes trabajaba para transportar cocaína de España a Suiza, donde residía.

Según su versión, fue éste quién le pidió el 7 de julio de 2014 ir a la casa de Burgos en la que falleció el hombre que hacía de mula, Fernando Bernardo, y en la que vivían Alexander Méndez y Alba Leidy, que eran pareja.

Ha asegurado que cuando ocurrieron los hechos no se encontraba en ese momento en la casa y que fue Alexander quién llamó para comentarle que el chico que estaba en el domicilio se sentía mal, por lo que le dijo de avisar a una ambulancia. "Dije que llamaran a la dueña del piso porque ese chico estaba mal. Subí y había mucha bola vomitada en el suelo; traté de hacerle así en el pecho, pero ya el chico no se movía...", ha relatado. Tras avisarle, "El Gordo" tardó unos 20 minutos en regresar a la casa y ya allí le conminó a hacer un paquete con las bolas de cocaína vomitadas.

Ha rechazado rotundamente que se le hubiera extraído la droga a la "mula" tras morir al romperse una de las cápsulas y ha insistido en que no vio nada y que fue "El Gordo" quien le dijo entonces que tenían que salir de ahí porque "esa persona no estaba bien".

"Yo no sabía lo que había pasado (en referencia a su muerte) y como a mí me amenazaron que no dijera nada... pues no dije nada", se ha justificado ante el tribunal que preside Alfonso Guevara, quien le ha planteado una serie de cuestiones al apreciar contradicciones en su testimonio.

"Hay que tardar bastante para decapitar un cuerpo, cortarle las piernas, coger las bolas y meterle en una maleta", le ha espetado Guevara, a lo que el acusado ha insistido en que no vio que le extrajeran las bolas del cuerpo, sino que estaban ya vomitadas.

Los inquilinos de la casa también han negado cualquier relación con los hechos y solo han admitido que Reyes pernoctó ese día con ellos porque había ido a Burgos a llevar dinero a su hijo y no tenía dónde quedarse. Fue de madrugada cuando se percataron de que había otra persona en la casa a la que no conocían. Al día siguiente le vieron vomitando y el chico les pidió un vaso con azúcar porque, según la sobrina de Reyes, les dijo que le había dado "un amarillo" por fumar porros, mientras que su novio ha señalado que fue el propio mula quien pidió que no llamaran a una ambulancia porque sufría ataques epilépticos y que se le pasaría.

El cuarto acusado, Benjamin Guzmán, ha explicado que conocía a los procesados porque se dedicaba a tramitar envíos a República Dominicana de compatriotas que contactaban él y también a hacer mudanzas como la que le hizo a Alba Leidy a la casa de Villadiego.

El día en que falleció Fernando Bernardo, Alba y Alexander acudieron a casa de Guzmán por indicación de Heriberto para recoger 200 euros que le debía y que el líder de la organización quería llevarse para pagar la gasolina para la vuelta a Suiza. Alexander ha mantenido que en ningún momento vieron el cuerpo sin vida de Bernardo y que Heriberto les pidió salir para ir a comprar bocadillos para su viaje y a recoger el dinero en casa de Guzmán. Ha negado que les encargara comprar bolsas de basura o agua destilada y ha señalado que en su casa había bolsas de basura y guantes porque Alba, que ha alegado tener problemas psicológicos debido al lupus que sufre, necesitaba usarlos para lavar los platos.

En cuanto a la aparición de su ADN en la maleta roja en la que fue hallado el cuerpo del traficante que hacía de mula en una zona boscosa en Tarnes (Francia) -dónde supuestamente lo dejó Reyes camino de Suiza, donde fue detenido-, Alexander ha considerado que, si se llevaron la maleta de su casa, "claro que iban a estar las huellas allí". Tras declarar los acusados, ha testificado por videoconferencia la novia del fallecido, que ha relatado que éste llevaba tiempo queriendo dejar esa actividad de mula a la que había llegado por su adicción a la cocaína.

El 8 de julio recibió una llamada de él comentándole que se encontraba mal, que le dolía el estómago, y que iba al baño y sangraba mucho. Después le llegó una última frase desde su teléfono, pero se dio cuenta de que no era suya porque él no le hablaba así.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.


Enlaces recomendados: Premios Cine