Suscriptor
Oleada de asesinatos

Ferrándiz siempre quería más

El criminólogo Vicente Garrido señala que el asesino «desarrolló una vida basada en la necesidad de matar»

21.02.2016 | 04:15
Ferrándiz siempre quería más
Ferrándiz siempre quería más

Los valencianos quedaron conmocionados por la muerte en 1995 de Sonia Rubio, una joven que había salido de fiesta y nunca volvió a casa. Era sólo la punta del iceberg, puesto que poco después otras cuatro chicas aparecieron asesinadas en parajes de Castelló. Todas las muertes habían sido ejecutadas por las mismas manos.

En 1996 la sociedad valenciana no había acabado todavía de despertar de la pesadilla del triple crimen de...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 963 030 950 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica