Suscriptor
Un santuario para fugitivos

Lobos con piel de vecino

La captura este mes de Antonio Gallace, miembro de la mafia calabresa que se había escondido en un pueblo de Castelló, constata el atractivo de la Comunitat Valenciana para los delincuentes extranjeros que intentan pasar desapercibidos

27.03.2016 | 04:15
Lobos con piel de vecino
Lobos con piel de vecino

Son asesinos, traficantes de drogas, estafadores o pederastas. Vienen huyendo de sus países para eludir las condenas que les esperan allí. Valencia es un escondrijo perfecto por la multitud de residentes extranjeros y la diseminación de las casas. Aún así, muchos acaban entre rejas gracias a la colaboración policial internacional.

Antonio Gallace llevaba más de un año viviendo en un chalé de un municipio del sur de...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 963 030 950 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica