14 de mayo de 2017
14.05.2017
Innovación y empresas

València, en la cima de la industria del videojuego

La empresa valenciana Elite 3D ha diseñado los gráficos de grandes éxitos como Call of Duty: Black Ops 3, RYSE: Son of Rome o Need for Speed Undercover para Playstation y Xbox

14.05.2017 | 04:15
València, en la cima de la industria del videojuego

n La empresa valenciana Elite 3D es un referente mundial en la industria del videojuego. La compañía ha trabajado desde València en grandes éxitos como Call of Duty, Need for Speed Undercover o Moto GP. La firma tiene en plantilla a un centenar de diseñadores, que están especializados en las partes que más peso tienen en los videojuegos como los personajes principales. El estudio lo montaron hace trece años Óscar Ferrero y José Luis Queral tras volver de Londres donde trabajaron para Electronics Arts, la multinacional norteamericana que produce juegos como Fifa o Battlefield. La calidad de su trabajo los ha llevado a convertirse en el estudio de referencia de las grandes compañías que producen los videojuegos con varios equipos a la vez como ocurre con las superproducciones de Hollywood. Cada equipo se encarga de una parte del juego.

Óscar Ferrero, CEO de Elite 3D, explicó que fundó la compañía en 2004 con José Luis Queral. «Los dos somos de València y nos fuimos a Londres a finales de los noventa a trabajar en empresas de videojuegos. Nos conocimos allí. Tras cinco años acabamos hartos de Londres por el tipo de vida y tras hablar con las empresas para las que ya colaborábamos allí decimos hacerlo desde València», apuntó. Los dos socios trabajaron para Electronic Arts en Need For Speed Undercover (un juego de referencia de persecuciones de coches) y fueron creciendo tras llamar la atención de los grandes estudios. «En 2012 nos llamaron del estudio Crytek, para el juego RYSE: Son of Rome para la consola de Microsoft Xbox. Era un videojuego de romanos que tuvo un gran éxito. Ganó el premio Serigraph. Ese premio nos ayudó bastante porque entramos en otros proyectos y pasamos de ser once en plantilla a treinta y cinco», indicó Ferrero. Desde ese momento han participado en grandes producciones como Call of Duty: Black Ops 3, Call of Duty Modern Warfare, Hitman, Mafia III o los juegos de realidad virtual para PlayStation VR Rigs (de guerrilla) y Worlds. «Son juegos que están en las estanterías de la FNAC. En los de Moto GP hacíamos las motos y escenas. Casi siempre diseñamos gráficos importantes, pero no los juegos enteros».

Óscar Ferrero añadió que siempre colaboran con grandes estudios. «La mayoría son empresas estadounidenses, y hay alguna canadiense y de Dinamarca. En España no hay ninguno», precisó. El CEO de Elite subrayó que compiten en un mercado global. «Los estudios pueden escoger empresas de la India, China o Filipinas. Nosotros no podemos competir en coste, pero sí en calidad. Nos llaman los grandes porque estas empresas no se la juegan», señaló.

Elite 3D se centra en cuatro o cinco proyectos en paralelo. «Para desarrollar Call of Duty hacen falta mil personas en dos años. Nosotros destinamos para la parte de ese juego que hacemos entre treinta y cuarenta personas. Nuestra labor es muy específica. Diseñamos los personajes principales o los entornos que se ven más de cerca y que necesitan la máxima calidad», destacó Óscar Ferrero.

Estudio de calidad
El responsable de Elite 3D indicó que su estudio es pequeño ya que uno mediano emplea a entre 350 y 500 personas, y uno grande a entre 1.000 y 5.000 artistas. «Esta industria se parece cada vez más a la del cine, que externaliza partes de la producción. Los videojuegos cada vez necesitan a más gente porque tienen un aspecto más realista por el cambio generacional de las consolas», aseguró Ferrero.

La mitad de los trabajadores de Elite 3D son de «Holanda, Bélgica y media Europa. Es muy difícil encontrar gente preparada en València. Es como nos pasó a nosotros que tuvimos que emigrar a Londres para empezar a trabajar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Juegos online - Crucigrama
Enlaces recomendados: Premios Cine