18 de junio de 2017
18.06.2017

Neuronalbite, inteligencia artificial para vender más

La 'startup' valenciana desarrolla programas informáticos basados en el aprendizaje automático y la predicción para optimizar las ventas electrónicas

18.06.2017 | 04:15
De izquierda a derecha, los fundadores de Neuronalbite Pedro Conesa, Javier Ángel y Ángel Lis, en una imagen captada el martes en la aceleradora Bbooster.

La startup valenciana Neuronalbite ofrece a los comercios programas informáticos basados en la inteligencia artificial y el aprendizaje de las máquinas (machine learning) para incrementar las ventas. Los responsables de la compañía aseguran que sus programas pueden elevar las transacciones hasta un 18 %. La empresa ha desarrollado una plataforma en la nube compuesta por diferentes paquetes de servicios que se pueden contratar por separado para el comercio electrónico. Los paquetes están enfocados a optimizar las ventas de las tiendas online y a conocer mejor a los clientes para lanzarles ofertas personalizadas. La empresa emergente ha participado en el programa de aceleración de Bbooster y está a punto de mudarse al StartUPV, el espacio innovador de la Politècnica. La compañía acaba de ganar el premio BBVA Open Talent a la mejor startup valenciana del sector fintech.

La firma fue fundada en València a finales del año pasado por los expertos en inteligencia artificial Javier Ángel y Ángel Lis, y por el emprendedor Pedro Conesa. Los tres coincidieron en el programa de la aceleradora valenciana Bbooster y en un primer momento apostaron por una herramienta informática para optimizar los stocks de las fábricas. Sin embargo, tuvieron que cambiar rápidamente de modelo de negocio al comprobar que la industria sigue anclada en el pasado y no ha afrontado todavía el proceso de digitalización que los expertos advierten que es esencial para sobrevivir en un plazo de cinco a diez años. «El problema es que las fábricas no tienen digitalizado el stock. La mayoría de las empresas no funcionan bien. Trabajan con papel y así no se pueden analizar los datos. En ese momento nos dimos cuenta de que podía ser una buena herramienta para tiendas online porque lo tienen todo digitalizado», señaló Pedro Conesa.

La startup vende a los comercios suscripciones a sus paquetes de servicios y los programas van aprendiendo qué le interesa a los clientes. Conesa subrayó que los incrementos de ventas dependen de cómo de optimizada tenga el comercio la página web. «Cuanto mayor sea la edición del listado de productos con sus características mejor será el rendimiento. Nosotros calculamos que las ventas mejoran entre un 10 y un 18 %.
Uno de los paquetes que ofrece Neuronalbite segmenta a los clientes por su comportamiento durante la navegación. «Por su navegación en la web podemos predecir si va a comprar o no. Si es un cliente potencial podemos lanzar un impulso para que se termine de decir», indicó el cofundador de la compañía. Otro módulo es un detector de tasa de abandono. «El programa predice cuando el usuario va a abandonar la compra a mitad y le ofrece un descuento. También es útil para corregir errores de las tiendas online como no poner desde el principio el precio final con IVA porque es una de las causas de abandono de las compras», aseguró Conesa.

El cofundador Ángel Lis explicó: «utilizamos el machine learning (aprendizaje automático de las máquinas) para aprender las pautas de comportamiento de los consumidores. El sistema detecta a través de la inteligencia artificial patrones ocultos que un humano no puede establecer. La inteligencia artificial va a estar metida en todas las áreas de negocio». El experto en inteligencia artificial y machine learnig insistió en que son técnicas que hacen mucho más rentable el trabajo. «Una gran compañía legal americana ha conseguido a través de la inteligencia artificial que el trabajo de tres meses de treinta abogados lo haga la máquina en diez minutos. Es un trabajo de leer textos jurídicos y sentencias.

Otra empresa estadounidense de distribución de medicamentos ha logrado reducir el stock inutilizado de productos a la mitad racionalizando los envíos con este tipo de programas. Por ejemplo, vieron que era absurdo almacenar los productos más vendidos porque los podían enviar directamente a los comercios al predecir las ventas». Ángel Lis añadió que el siguiente gran salto gracias a la inteligencia artificial será la conducción autónoma. «Lo veremos en diez años y será una revolución», sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Juegos online - Crucigrama
Enlaces recomendados: Premios Cine