27 de agosto de 2015
27.08.2015

«La bella» Blanca Suárez y «la bestia»

Telecinco estrena mañana esta miniserie basada en el relato de amor, protagonizada por Blanca Suárez y Alessandro Preziosi

27.08.2015 | 04:15

­
Una apuesta que cambiará irremediablemente la vida de un hombre cruel y atormentado por su pasado y un amor irrefrenable capaz de sortear cualquier obstáculo, conforman los principales ejes narrativos de La Bella y la Bestia, una nueva versión televisiva del famoso cuento clásico que Telecinco estrenará mañana, a partir de las 22:30 horas. Blanca Suárez, en el papel de Bella, una joven soñadora y valerosa, y Alessandro Preziosi, como Leon, un príncipe cínico y egoísta, protagonizan esta coproducción internacional de Mediaset España y Lux Vide.
Amor y traición, coraje y sacrificio y aventura y misterio conviven en esta miniserie en dos entregas, dirigida por Fabrizio Costa y que cuenta con un sólido reparto en el que figuran intérpretes internacionales como Jaime Olías, Lea Bosco, Andy Luotto, Massimo Wertmuller, Cecilia Dazzi, Francesa Beggio, Andrea Santonastaso y Giovanni Calcagno, entre otros nombres.

Escenarios naturales y urbanos del Piamonte italiano han recreado la Francia de finales del siglo XVIII, en la que se ambienta la ficción. Entre las localizaciones utilizadas figuran el castillo de Masino; los Murazzi de Turín; así como la Villa della Regina, el pabellón de caza Stupinigi y el castillo de Aglié, residencias de la casa real de Saboya declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La acción de La Bella y la Bestia arranca cuando Bella Dubois, hija de un mercader, se ve obligada a trabajar como sirvienta en la mansión del príncipe León para saldar una deuda familiar. En su emisión en la cadena Rai1 en diciembre de 2014, la miniserie conquistó a la audiencia italiana: tanto el día de su estreno (23,1% de share y 6.117.000 espectadores) como en su desenlace (25,6% de cuota y 6.808.000 espectadores), liderando su franja de emisión en ambas jornadas.

Francia, finales del siglo XVIII. Leon DalVille, un príncipe que tenía todo lo que un hombre podría desear, pierde su fortuna una aciaga noche en la que un incendio deja su rostro terriblemente desfigurado. Tras el suceso, se convierte en un hombre misterioso, temido y odiado. Carente de piedad, Leon obliga a Maurice Dubois, el padre de Bella, a tomar una difícil elección: entregarle su barco o enviar a una de sus hijas para que entre a trabajar a su servicio y así saldar una deuda contraída.

Consciente de que su padre se prepara para renunciar al navío, Bella se adelanta a su decisión y se presenta de improviso en la residencia de Leon para permanecer a su servicio hasta que su progenitor pague la suma adeudada. Intrigado por la valentía de la joven, el príncipe acepta su propuesta.

Bella conoce a los demás habitantes del palacio. Y secretos como los misteriosos lamentos que Bella escucha cada noche en un ala abandonada del palacio y que todos atribuyen al fantasma de la esposa fallecida de Leon. Un día, mientras busca el origen de los misteriosos sonidos, la joven descubre al príncipe sufriendo en soledad. Conmovida, Bella trata de consolarlo y entre ellos surge la llama del amor apasionado, una romance que tendrá que superar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine