27 de diciembre de 2015
27.12.2015
Serie

El regreso de Twin Peaks

La tercera entrega de la famosa serie de David Lynch se rueda ya en medio de un gran secretismo

27.12.2015 | 01:53
El regreso de Twin Peaks

La tercera entrega de Twin Peaks, aquel éxito televisivo de los años 90 que convirtió en un fenómeno mundial a David Lynch y a su personaje Laura Palmer en un icono de la historia universal de la televisión, se estrenará en 2017. Con todo, el rodaje y la preproducción ha arrancado ya con una cláusula de absoluta confidencialidad que tienen que cumplir todos los actores y el resto de personal técnico que participa en la teleserie por contrato. Poco a poco, a través de las redes sociales y de algunos medios especializados de Estados Unidos se han desvelado algunos secretos de la nueva entrega. En primer lugar, su protagonista principal será de nuevo el agente especial del FBI, Dale Cooper, interpretado por Kyle MacLachlan, que firmó antes incluso de leer el guión. Asimismo, repiten en el elenco de artistas, Sheryl Lee como Laura Palmer, Dana Ashbrook como Bobby Briggs y Sherilyn Fenn como Audrey Horne. La serie también recupera al peculiar Jerry Horne (David Patrick Kelly). Entre las nuevas incorporaciones figuran Amanda Seyfried, Balthazar Getty o Robert Knepper. En cuanto a los guiones serán obra de Mark Frost, coartífice del éxito de la primera entrega, y del propio Lynch. Ambos fueron los creadores y productores ejecutivos de la primera temporada por lo que los directivos del canal Showtime Network, donde se emitirá, están convencidos que volverá a ser un hito universal. Esta tercera entrega tendrá hasta 18 episodios. Después, los portavoces del canal Showtime Network avanzaron que la nueva trama será continuación de la serie original y que estará ambientada en la época actual pero dando respuesta a interrogantes planteados en la primera temporada y con una historia global que tendrá un desenlace cerrado. Se rodará como si fuera un largometraje y no faltarán los móviles de última generación en su atrezzo.

Por su parte, Kyle MacLachlan, actor fetiche de David Lynch, apenas si ha proporcionado algunas claves de la nueva andadura y del guión. En particular, sobre el relato televisivo, apunta que contribuirá a construir ese universo misterioso y terrorífico, que sólo Lynch es capaz de crear; y en el que la sorpresa y el humor no faltan. Eso sí, los episodios venideros intentarán desenmarañar los enigmas que quedaron sin respuesta en el final de la serie. Es decir, en la segunda tanda que se emitió entre 1990 y 1991.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine