09 de junio de 2016
09.06.2016

El cronista negro de la televisión

El productor y director Pedro Costa fallece en Madrid a los 74 años - El creador de series como «la huella del crimen» ganó dos Goya por su trabajo en el cine

09.06.2016 | 04:15
El cronista negro de la televisión

El productor y director de cine y televisión Pedro Costa falleció ayer a los 74 años, según confirmaron fuentes de RTVE, para quien realizó algunos de sus principales trabajos.

Costa, nacido en Barcelona en 1941 y responsable de algunos de los títulos más emblemáticos del cine y la televisión española, falleció en Torrelodones (Madrid) tras una larga enfermedad, según fuentes de la familia. Comenzó a estudiar la carrera de Económicas en 1958, aunque acabó matriculándose y diplomándose en Dirección en la Escuela Oficial de Cinematografía en 1968.

Guionista, periodista y también creador de series de TVE míticas como La huella del crimen, Costa ganó dos Premios Goya por su trabajo cinematográfico como productor por Amantes (1991), de Vicente Aranda, y La buena estrella (1997), de Ricardo Franco; con Aranda firmó también Intruso (1993) y Juana la loca (2000).

Costa se estrenó como director de cine con El caso Almería, en 1984, y siguió con Redondela (1986), aunque entre una y otra hizo los seis episodios de La huella del crimen, para RTVE, que alcanzó un enorme éxito.

Siguió rodando largometrajes y películas para televisión „Una casa en las afueras (1995); El crimen del cine Oriente (1997); Mi hijo Arturo (2001), La noche del escorpión (2002)y Acosada (2003)„ pero también produjo cerca de una veintena de películas de otros directores, entre ellos, Pídele cuentas al rey, que dirigió José Antonio Quirós en 1999 o Las trece rosas, de Emilio Martínez Lázaro (2007)
Igualmente, apostó en su faceta de productor por las cintas de otro catalán, Eduard Cortés, con quien trabajó en La vida de nadie (2002), Otros días vendrán (2004) y ¡Atraco! (2012).

Además de las dos temporadas de La huella del crimen, Costa realizó capítulos específicos sobre crímenes famosos para RTVE, como El caso Wanninkohof (2008), El crimen de los marqueses de Urquijo (2009) o El secuestro de Anabel (2010).

Además, en 1965, codirigió, junto a José Ramón da Cruz, el documental más conocido sobre la visita del grupo de música británico a España del 1 al 4 de julio de aquel año, ¡Que vienen los Beatles!, con imágenes históricas.

Antes de fallecer estaba trabajando en la producción ejecutiva de la película 1898. Los últimos de Filipinas, que se rueda en estos días en Canarias y que cuenta con la participación de RTVE, aunque tuvo que dejarlo hace unas semanas al empeorar su salud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine