25 de agosto de 2015
25.08.2015
Previa Liga de Campeones
Mónaco 21Valencia CF
 

Una obra de arte de Champions

Negredo puso el partido de cara con su gol, pero el Mónaco reaccionó con los goles de Raggi y Elderson para hacer sufrir al valencianismo hasta el final

25.08.2015 | 22:48

Había que dar un golpe de autoridad, y el Valencia CF no se quiso esperar al final. Nuno sabía que para desactivar al AS Mónaco debían salir de inicio a por el gol, para ello había que realizar una presión en campo rival, buscar con fe el error y eso es lo que encontró Negredo antes de sacar de su chistera una obra de arte que dará la vuelta por toda Europa. La Champions es la mejor competición de Europa, y el gol del "Tiburón" se merecía estar en el elenco de las estrellas. Sorprendió su presencia en la formación titular, pero Nuno quería sorprender a Jardim y lo logró, ya que hasta que tuvo gasolina, a Álvaro sólo se le podía parar a golpes, pero el más fuerte lo dio él con su gol.

No contentos con el temporal 0-1, el balón seguía siendo dominado por el Valencia CF. Triangulando y haciendo jugadas de mérito, como la cabalgada kilométrica de Enzo Pérez por la izquierda antes de que centrara para que rematara Negredo, pero esta vez no le valió para coronarlo con "su" doblete. El partido estaba totalmente bajo control, la eliminatoria más aún. En la grada se divertían. A Ryan le hubiera valido sacarse una entrada y animar desde la grada, hasta que un balón aéreo metió al AS Mónaco en el partido. Se podría abrir un debate sobre la conveniencia o no de haber salido, pero él es valiente. Fue a por todas pero mal, y en esa jugada, llena de despejes, la validó Raggi con un golpeo seco. Había que tener calma, se estaba jugando bien, pero los locales se agrandaron a pesar de que necesitaban tres goles más para superar la eliminatoria sin necesidad de prórroga. El Valencia CF pudo hacer el segundo, pero ni Parejo ni Rodrigo lo lograron, poco a poco retrasando más las líneas.

Nadie había dicho que sería fácil, pero hasta Parejo se envalentonó pidiendo a sus compañeros que salieran "fuera". En el banquillo Nuno y su ayudante Rui lo pasaban fatal, no pararon de dar palmas buscando pinchar a su equipo para que reaccionara. Lo mejor que pudo ocurrir fue llegar al descanso.

Igual no sería necesario, pero la sensación era que si se desactivó al cuadro monegasco con un gol, debían buscar el segundo. El guión ideal del primer tiempo no se logró duplicar, los locales buscaron el error del colegiado con caídas dentro del área reclamando penaltis nada más sentir contacto. Los cambios, con Leonardo Jardim sacando un delantero tras otro metieron al Valencia CF en su área, y en una jugada con varios rebotes€ acabó llegando el 2-1. Marcó Elderson en un teórico fuera de juego, y lo que parecía una noche plácida con el gol de Negredo, se tornó en sufrimiento. ¿Lo bueno? Que si encajabas el tercero ibas a la prórroga, pero nadie quería que llegara. Vezo desvió un centro que casi se cuela en la portería. Luego Ryan tuvo que hacer una estirada de mérito para repeler el chut lejano de Lemar€ Pero al final, la fiesta fue blanquiengra.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine