01 de septiembre de 2015
01.09.2015
Mercado

Se cierra el mercado... sin la guinda

Esta temporada se han invertido casi 145 millones de euros y no hubo movimientos blanquinegros en el cierre de mercado

01.09.2015 | 19:31

Sobre la mesa se barajó alguna alternativa, pero según los ejecutivos del club, ningún operación llegó a coger tintes de realidad, por lo que Nuno Espírito afrontará las competiciones hasta el mes de enero con lo que tiene. La lesión de Ryan, que estará como mínimo seis semanas de baja, no alteró los planes aunque sí se preguntaron si fichaban. Peter Lim considera que se ha hecho una inversión fuerte, y en el último día de mercado no se dio opción a ninguna entrada más.

Con los números fríos sobre la mesa, el Valencia CF ha invertido en el curso actual casi 145 millones de euros, y la sensación que existía al abandonar el estadio de Mestalla el pasado domingo es la de que no se ha reforzado el equipo. A expensas de ver cómo responde Abdennour, el único titular en un once inicial «tipo» sería el australiano Ryan, curiosamente el futbolista que ha llegado a la entidad blanquinegra sin la intervención de Jorge Mendes, cuyo sello sí llevan el resto de fichajes y la cesión de Danilo Barbosa, por el que figura una opción de compra a ejercer el próximo curso. La fuerte inversión se fundamenta, sobre todo, en las opciones de compra que se acordaron la temporada pasada; Negredo, Joâo Cancelo y Yoel, además de los dos futbolistas que eran propiedad de Meriton, como Rodrigo y André Gomes.

Desde que Nuno Espírito tuvo la reunión de planificación con Peter Lim se llegó a la conclusión de que el grupo ya estaba hecho de la pasada temporada, a expensas de resolver el futuro de Otamendi. Si no salía no se iba a invertir en la llegada de otro central, pero en el caso de venderle, su sustituto no podía ser un jugador joven con proyección. Debía ser una realidad y ahí se fundamenta la operación con Abdennour, por el que se van a abonar un total de 25 millones de euros, cifra que no quiso desvelar Layhoon Chan acogiéndose a una cláusula de confidencialidad. El tunecino llegó tras cerrar el fichaje de Santos, otro defensa central de 26 años, aunque sin la experiencia en la élite de Abdennour. Con la salvedad de Bakkali, que aterrizó en Mestalla con la carta de libertad, la sensación que hay es que se ha invertido mucho dinero en futbolistas muy jóvenes con una gran proyección, pero el Valencia CF también vive de realidades. Ahí está el caso de Santi Mina, por el que a sus 19 años se abonaron 10 millones de euros, o el de Danilo Barbosa, cedido del SC Braga, con una opción de compra de 15 millones que debe ejecutarse a final de curso. A excepción de Ryan y de Abdennour, el resto de incorporaciones inicialmente van a partir desde un plano secundario, dispuestos a apretar a los titulares o a aprovechar la oportunidad que las «rotaciones» les van a dar.

Sin ir más lejos, frente al Deportivo Nuno alineó de inicio a Santi Mina y a Danilo, pero ninguno de los dos respondió al nivel que se presupone.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine