10 de septiembre de 2015
10.09.2015

Impulso

La plantilla quiere que, tras el dubitativo inicio, el partido contra el Sporting marque un punto de inflexión - Se busca dar «un pasito adelante»

10.09.2015 | 04:15
Impulso

Existe entre la plantilla el convencimiento de que el partido contra el Sporting de Gijón no es un partido más. Es, coinciden, el encuentro en el que se debe asentar el despegue del equipo. El del sábado debe ser el encuentro que sirva para demostrar que el Valencia quiere estar en el tren de los de arriba. Un choque que, de ganarlo, ayudaría psicológicamente a afrontar con máximas expectativas el debut del miércoles en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Perder, apuntan, propagaría los nervios ya que el debut liguero no está siendo el esperado. El Valencia sólo ha sumado dos de los seis puntos en juego tras empatar ante Rayo Vallecano y Deportivo de La Coruña „la presidenta Layhoon, además, se declaró «desilusionada» tras un partido muy gris„ . La victoria urge. Y en eso se trabaja.

Tanto a nivel individual como colectivo, la trascendencia de los noventa minutos de El Molinón es máxima. Con el partido contra el Zenit a la vuelta de la esquina (miércoles), los jugadores quieren demostrar a Nuno que quieren ser partícipes del regreso del equipo a la Liga de Campeones. Así, una buena actuación ante los de Abelardo, ayudaría a algunos jugadores a repetir titularidad o a optar a ella si parten desde el banquillo. Por el contrario, una desafortunada actuación, podría arrebatar la titularidad a algún futbolista ya que Nuno dispone de una plantilla amplia y con muchas alternativas.

Si el martes era Javi Fuego quien incidía públicamente en la importancia del partido y en la «necesidad» de recuperar las «buenas sensaciones», ayer era Pablo Piatti quién repetía el mensaje y abogaba por «levantar la cabeza y buscar los tres puntos en Gijón». El argentino, además, iba más allá abanderando el «dar un pasito adelante».

El parón, coinciden en el vestuario, ha venido bien. Si el empate contra el Rayo Vallecano supo mal, aún pero sentó el del Depor en Mestalla. Al partido contra el Deportivo se llegó cansado física y mentalmente tras el esfuerzo contra el Mónaco „con toda la carga y trascendencia que suponía ésta eliminatoria„. Sin competición, el equipo ha intensificado el trabajo para acumular cargas de cara al estresante mes de competición que se avecina. Un periodo en el que el Valencia tendrá que saber competir al máximo nivel en dos partidos por semana. En estos días, reconocía ayer Piatti, el grupo se ha mentalizado para sacar adelante los partidos.

El grupo es consciente que esta temporada va a ser complicada porque la exigencia es máxima. Tras la buena campaña anterior, el listón ha subido un peldaño y, si el Valencia se ha reforzado, también lo han hecho otros equipos como Sevilla o Villarreal. El objetivo del proyecto que lidera Nuno sigue siendo el aspirar a acabar la Liga en los puestos que dan acceso a la Liga de Campeones y, el abanico de aspirantes, por tanto se ha abierto. En ello incidía, en declaraciones a la radio del club, Piatti. «La Liga es la que nos dará de comer el año siguiente», apuntaba. Una frase, como es obvio, compartida. Y, para ello, el Valencia no puede dejar escapar más puntos.

Los dos puntos que se perdieron ante el Depor „no es fácil puntuar en Mestalla y el equipo deportivista lo logró„ se pueden lamentar al final y los futbolistas son conscientes de ello. De ahí la consigna de sumar sí o sí ante un recien ascendido como es el Sporting. Pero no será fácil. El equipo de Abelardo, arrancó la competición en El Molinón y, allí, el Real Madrid sólo arrancó un empate.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine