07 de octubre de 2015
07.10.2015
Acuerdo

¿Un asiático para el Valencia?

El director de marketing asegura que fichar a un asiático "te lleva al cielo"

07.10.2015 | 17:28
Peter Draper, en las oficinas del club.

En la lucha por captar inversiones extranjeras, han habido clubes que han optado por contratar a jugadores asiáticos. Peter Draper, director de marketing del Valencia, vivió en primera persona la llegada de Park al Manchester United. Así, el británico considera que lo ideal sería fichar a un futbolista de primer nivel asiático, pero nunca se va a entrometer en la confección de la plantilla.

«Es más importante que sea un buen jugador a que sea de Asia, pero el fichaje de un futbolista asiático te lleva al cielo. Park, por ejemplo, arrastraba 40 ó 50 periodistas de Corea cada partido. En Corea no jugaba nadie a esas horas, pero si el jugador es bueno€ Ahora bien, no puedes comprometer al equipo. Cuando fichó el United al jugador coreano Park sí que hubo cola de empresas que querían invertir en el club porque le teníamos a él, pero era porque se trataba de un futbolista muy bueno y si encima era asiático sería una bendición. Atraviesas el techo». El nivel del futbolista sería equiparable a lo que significa Feghouli en Argelia, aunque por desgracia, el mercado allí no tiene las mismas dimensiones.

Estar anualmente en Champions, como asegura Draper, «te permite que te vea el mundo dos veces por semana, pero el United no jugó la temporada pasada la Champions y creció en patrocinadores. Lo más importante es ser un equipo competitivo». Y aunque FC Barcelona y Real Madrid focalicen el reclamo, ellos tienen que jugar contra alguien. «Es un buen gancho para la Liga tener a Messi y Cristiano, eso ayuda a que los aficionados enciendan la televisión, y eso debemos aprovecharlo, no combatirlo, pero el Valencia no puede tener a esos jugadores y debe construir su propia historia, su propia leyenda».

Partiendo de la base de que el Valencia CF es un sentimiento, pero inevitablemente también un negocio, Peter Draper se ha convertido en el gran fichaje de Peter Lim para «ponerle gasolina» al Fórmula Uno, como se dice coloquialmente entre bambalinas. Con el tiempo se verá si realmente es un gurú, como le califican algunos que le conocen por la estrategia que catapultó al Manchester United a ser uno de los clubes de fútbol más poderosos de Europa, y desde su posición gestiona su área para aumentar el nivel de ingresos del Valencia CF, un club que le dejó impresionado por la pasión de sus aficionados. Impregnado de esa fuerza y enamorado de una ciudad que califica como la gran desconocida de Europa, en sus manos está el área de marketing, donde ya ha trazado sus líneas maestras, comenzando por la tasación del patrocinador principal. El Valencia CF es el único club de Primera y de la Champions con la camiseta limpia, y la empresa que quiera verse ahí ya sabe que el precio son «10 millones de euros al año. Lo consideramos un precio justo».

Esta decisión se puede ver desde dos puntos de vista. O bien por la oportunidad que significa tener pequeños ingresos hasta que se logre el objetivo, o como recalca Draper, «tras dos temporadas así, para la empresa que lo consiga será un hito, pero no estamos de saldo». El ejecutivo británico cree que va a ser difícil cerrar un acuerdo para la presente temporada, ya que la mayoría de las compañías cerraron los presupuestos de 2015 el año anterior, pero «aunque se hayan reducido las opciones, confío en cerrarlo». El último acuerdo firmado ha sido con Volkswagen España, y es ahí cuando Peter Draper realizó un estudio sobre los patrocinadores locales o globales. Cada vez existe una frontera más difusa entre lo local e internacional, de ahí que el máximo responsable del área de marketing prefiera calificar a las compañías procedentes del exterior como «globales, de donde deben venir el 80 por ciento de los ingresos del club, completándose el resto con patrocinios locales».

Apuesta por las empresas locales
Tras realizar un primer estudio de la ciudad, el club, sus aficionados€ Peter Draper llegó a la conclusión de que el Valencia CF ha vivido de espaldas al negocio local, bien sea una multinacional como la Ford o la pequeña tienda local gestionada por una familia. El primer paso para cambiar esa dinámica lo dio manteniendo una reunión con la Cámara de Comercio, Draper se considera obligado a abrazarse con las empresas locales al considerarlas descuidadas, y eso no va en contra del proceso de internacionalización trazado por el club.

Resulta llamativo que teniendo a Ford asentada en Valencia, se cerrara un acuerdo con Volkswagen, ya que eso no ocurre con el Wolfsburgo (patrocinado por Volkswagen) o Citroën en Vigo. «Es una gran pregunta para Ford», apunta Draper al respecto. Dicho esto, el ejecutivo insistió en que «los grandes clubes se olvidan del patrocinador local, pero aquí hay mil empresas que pueden ser pequeños sponsor y pueden ir creciendo». Y recurrió a una frase de Sir Alex Ferguson, que suscribe y donde se reafirmó en la importancia de comenzar a edificar un club desde casa. «Después de los jugadores, lo más importante son los fans», hay que trabajar mucho en muchos aspectos del negocio. Pero teniendo muy en cuenta a la gente de Valencia que acude cada partido a Mestalla.

Focalizar la internacionalización
Una de las ideas con la llegada de Amadeo Salvo, y así lo hizo saber en varias ocasiones, era internacionalizar el club. No logró patrocinadores, pero sí la llegada de Peter Lim.

Bajo la idea de ser competitivo en Europa y disputar siempre la Champions, la expansión en Asia es clave para el proyecto. En Singapur, según los ejecutivos del club, se celebró la compra del Valencia CF por parte de Peter Lim, un empresario de éxito local, y en ese país se ha puesto la primera piedra para crecer abriendo una oficina con dos personas. No es comparable con los cien empleados que tiene la oficina de la NBA, con la que se compite por captar la atención en la industria del entretenimiento, y eso demuestra lo difícil que es. Ahora bien, Asia es un continente muy grande y se quieren focalizar en Singapur, Tailandia, Malaisia e Indonesia, donde hay una gran pasión por el fútbol. Descartada África, los otros mercados donde el Valencia CF va a intentar penetrar son el de México, EEUU, Middle East y la Europa sin ligas competitivas, como Escandinavia. Los pequeños acuerdos siempre tienen como objetivo un «propósito global grande». Desde el Valencia se considera que se trabaja para construir un Fórmula Uno, pero poco a poco, ya que es un gran reto.


Derechos de televisión
El Valencia está luchando por tener un calendario adecuado y diseñado con tiempo por el bien de los operadores de televisión. «En noviembre, la Premier ya tiene un borrador de la siguiente temporada», apunta Draper, antes de añadir que eso «ayuda a las empresas a planificar viajes. Aquí no sabes si juegas viernes, sábado, domingo o lunes hasta un breve periodo de tiempo para el partido, pero están habiendo avances». El último club de la Premier cobrará 150 millones por televisión, el Valencia rondará los 65.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine