29 de octubre de 2015
29.10.2015
Entrenador del Valencia CF

Nuno: "No soy el monstruo que se ha creado, sufro si no logro el objetivo"

El técnico «protege» a la plantilla por su juventud y no se considera una persona «perfecta» - Va de cara con sus futbolistas, a los que debe mejorar el nivel

29.10.2015 | 12:39
Nuno Espírito posa para Levante-EMV en el vestuario de Mestalla.

En corto

  • "Negredo va a volver a jugar, pero es mi función analizar y decidir"
  • "Peter Lim es consciente de lo que es este proyecto, todos deben exigir más"
  • "Todo entrenador de fútbol nunca está seguro, claro que temo por mi puesto"
  • "Es precipitado pensar en refuerzos, lo veremos en el próximo parón".

Tras una temporada de éxito, los pitos se centran en su figura. Quizá la realidad sería diferente si no se hubiera empatado en Mestalla ante el Deportivo y el Betis. Pero tanto él como el equipo trabajan por la afición, por eso están haciendo autocrítica para detectar los errores y encontrar rápidamente la solución. Nuno lo está pasando mal, pero está convencido de levantarse y convertir las victorias en una norma.

Hace unos días le preguntaban a Rafa Nadal si había sido un año chungo y dijo que no, ¿año chungo es el del Valencia CF?
No, para nada, hemos empezado cumpliendo el primer objetivo de la temporada, el gran objetivo que venía del año anterior y estamos con menos puntos pero siguiendo con la búsqueda de la mejora y el rendimiento.

¿Se exagera todo, para bien o para mal, en el deporte?
Sí, mucho más en el fútbol, y más en un gran club como el Valencia CF, donde la exigencia es máxima: la nuestra interna con los objetivos, la de la afición y lo que el club demanda, todo eso hace que todo sea magnificado. Internamente tenemos que tener mucha confianza en lo que estamos haciendo. Si hacemos un primer análisis tenemos 12 puntos, con cuatro puntos más estaríamos hablando de una situación distinta.Se nos han escapado dos puntos en casa ante el Deportivo, el partido justo después del gran objetivo, como era la previa de Champions, y dos en el partido ante el Betis, justo después de enfrentarse al Zenit en Champions. Todo se magnifica, todo cambia, la percepción general no es la nuestra, nosotros analizamos, sabemos el por qué y exactamente dónde hay que rectificar y mejorar, en esa búsqueda del rendimiento. La exigencia de un gran club nos obliga.

¿Sufre o logra aislarse?
Sufro, creo que el que más. Es muy difícil de cuantificar lo que la gente sufre, la afición sufre muchísimo y es lo más importante de un club, nadie puede dudar que está por encima de todo. La afición es para lo que nosotros trabajamos, es más importante que las personas que estamos dentro, pero que nos dejen nuestro espacio porque nosotros sufrimos. No soy el monstruo que han creado, soy una persona que cuando termina un partido y no sale lo que has trabajado, tu primer sentimiento es de frustración, de sufrimiento por no haber logrado el objetivo. Luego inmediatamente te toca levantarte, analizar y trabajar. Pero la reflexión y el sufrimiento está ahí. Nosotros sufrimos mucho, los jugadores, el cuerpo técnico, mi familia€ Pero también tengo en la conciencia más momentos felices que tristezas.

¿Quién ha creado su monstruo?
No lo sé, pero no soy el monstruo que se ha creado. Me veo representado y no soy la persona que dicen, creo que es injusto que mucha gente me acuse de ser algo que no soy. Soy una persona normal, un hombre de club, me identifico con el Valencia CF, salgo a la calle, vivo el día a día de la ciudad, no soy distante, comunico, el diálogo para mi es fundamental. Quien me conoce lo sabe.

¿Nuno se equivoca?
Muchísimo, es lógico. Me equivoco como todo ser humano, ahora bien, también defiendo que la autocrítica tiene que ser muy interna, dentro de lo que yo creo. Cuando me acusan de no ser autocrítico se equivocan, lo soy mucho, ahora, me siento con la obligación de gestionar mi comparecencia pública. Actualmente el Valencia tiene la plantilla más joven de la Liga, es un grupo que tiene que ser cuidado, tiene que ser orientado, dentro de unos años hablaremos de una realidad distinta. No hay ningún jugador en la plantilla que no sea autocrítico y luego juntos analicemos qué ha pasado. Identificar el error y rápidamente buscar la solución, si te quedas estancado en el error no es crecimiento, no es evolución tienes que ser consciente de lo que es tu intervención pública.

¿No puede decir la verdad en público?
Es una buena pregunta.

¿Es por el bien del colectivo?
Claro, es fundamental ser consciente de lo que dices, intentar no faltar a la verdad, admitir que puede que uno cosa no ha salido bien, pero debes tener cuidado con los análisis que haces en todo momento, tanto en las victorias como en las derrotas, porque el jugador lo sabe. Hay que ser muy cuidadoso por la juventud que tenemos.

La afición a veces no entiende que, tras un partido como el del Atlético, usted diga ciertas cosas que él no ha visto, da la sensación que hay dos realidades distintas.
Sé lo que pasa todos los partidos y a lo mejor podría ser de otra forma, pero no hay dos realidades. No puedo asegurar que siempre sea así, pero hoy en día defiendo a muerte que mi plantilla necesita este camino. Necesita la protección para lo que un gran club siempre le exige, y eso buscamos. Se trabaja mejor desde la autocrítica interna.

¿Se siente un blanco fácil para la prensa?
Defiendo una causa, eso que quede claro, en mi caso el club.

Si fuera periodista, ¿qué pregunta le haría a Nuno?
Las que me estás haciendo y más. (Piensa) ¿Por qué está en el Valencia?

Y€ ¿por qué está?
Habla de amigos, tú tienes amigos. ¿Si tienes más amistad en alguien pondrías un gran proyecto que tu tienes si no ves competencias o calidad? Es innegable que nosotros „con Lim„ tenemos lazos de amistad previos al VCF, pero estoy en el Valencia porque me han reconocido competencias, calidad, capacidad de trabajo, dedicación. Es un proyecto que va a crecer y va por el buen camino. Este año seremos más fuertes, y el siguiente más. Ese es el por qué de mi causa, de mi día a día.

¿Le incomoda la prensa?
No, creo que me han criticado por cosas que no soy. Me incomoda la especulación sin el conocimiento, me incomoda la intención sin acercamiento. También sé que no soy perfecto, soy una persona que en los momentos de la competición mi foco es el trabajo, el entrenamiento, el partido. Respeto el periodismo, quizá podía ser una persona distinta, más cercana, pero tendré que adaptarme y mejorar en eso, pero esencialmente pido respeto hacia mi persona, que me juzguen por lo profesional, por el año pasado, por los resultados, pero no por temas personales que no son verdad, eso a mi me duele.

¿Qué le pasa al equipo?
La irregularidad que sufrimos no tiene que ver con la falta de dedicación, con la falta de identidad, tiene que ver con la búsqueda de la mejora. Cuando tienes un equipo lineal como fuimos el año pasado, se repetían casi siempre los mismos onces, tienes datos distintos. Sigues una línea ascendente y los jugadores van y mantienen ese nivel. Cuando tienes una planificación distinta, que obliga a introducir nuevos conceptos, nuevos jugadores, eso te hace irregular, pero esa irregularidad se mejora ajustándose, en conceptos, introduciendo nuevos jugadores. Estamos seguros de que vamos a mejorar, en breve las irregularidades de rendimientos individuales van a crecer para luego ser lineales, pero no con 11 ó 12 jugadores, sino con 16. Esa es nuestra idea.

¿Ha hablado con los capitanes para buscar de forma conjunta soluciones?
Sí, bastante, nos comunicamos con toda la plantilla, con algunos de forma individual. Es fundamental recibir feedback, intentar no sólo analizar los datos e imágenes, también tener acceso a las sensaciones del jugador, hablamos permanentemente, lógicamente con los capitanes porque son el portavoz del grupo, porque son jugadores más maduros que tienen la capacidad de acercamiento a los más jóvenes, son un vehículo fundamental para el entrenador de transmisión de mensaje. Estamos juntos, y eso nos caracteriza desde el primer día, la unión que tenemos entre nosotros, somos solidarios, cooperativos, comunicativos, comprometidos. Hay mucho diálogo.

¿Los futbolistas le pueden decir la verdad a la cara o si le dicen algo que le incomoda pueden tener represalias?
No, jamás. Sé donde quieres llegar€ Nosotros hablamos como hombres, aunque algunos son jóvenes, yo voy de cara y ellos lo saben, les permito que digan las cosas. Mi trabajo es el análisis de entrenamiento, cómo están técnicamente, cómo cumplen tácticamente, qué capacidad tienen de rendimiento a nivel físico, qué intensidad ponen en sus acciones€ Esos son los datos que yo barajo, y ese es mi trabajo, no la valoración de declaraciones en prensa. Eso no es fundamental para mi análisis.

¿Tiene complicidad con Negredo?
Sí, ahora no es una opción, lógicamente sería hipócrita decir que es igual „la relación„. Pero veamos cómo festejamos juntos en Mónaco, o en otros momentos. No dejó de haber ese compromiso de unión, de búsqueda del mismo objetivo, pero mi trabajo son decisiones. El trabajo del jugador es entrenar lo mejor, buscar su rendimiento, mejorar sus prestaciones y todos están en ese camino. El fútbol son momentos, y hay momentos para todos, hay momentos en un partido que son determinantes y pueden echar por tierra todo lo que has hecho. Mi trabajo es gestionar y buscar lo mejor. Pero igualdad y sinceridad para todos.

¿Negredo va a volver a jugar con Nuno?
Claro, creemos que hay que mejorar en el entrenamiento, en el partido, aportar el cien por cien al equipo, y todos los jugadores van a tener minutos. Pero es mi función analizar el momento y decidir.

Hasta ahora nadie se había quedado tanto tiempo fuera, él, junto De Paul y Vezo.
No digo que estén trabajando mal esos jugadores, que quede claro, pero creo que podemos mejorar todos. Incluso algunos que han estado y van a dejar de estar, tendrán su espacio de entrenamiento que es la mejor herramienta de trabajo para mejorar, por lo tanto, todo esto es el trabajo que tenemos.

¿Está preocupado Peter Lim?
Peter Lim es consciente de lo que es el segundo año de este proyecto, creo que todos sabemos que la exigencia aumenta, todos deben exigir más de nosotros, pero hay que permitir el espacio.

Pero cuando una persona invierte tanto dinero quiere resultados inmediatos, ¿va a tener paciencia?
Sí, porque sabe que hay factores variados que pueden determinar el éxito momentáneo, pero también cree que el éxito para ser continuado llega con crecimiento. Hay convencimiento de que volveremos a ganar y lo haremos de forma continuada.

Quizá en otra situación, el técnico estaría en la cuerda floja.
Todos los entrenadores están en la cuerda floja. Nadie en el Valencia es imprescindible, lo único que va a seguir por encima de todos es el club, yo, los jugadores€ todos estamos en la cuerda floja.

¿Por qué el club prefirió no tener Director Deportivo? Podría traer otro puntos de vista.
Es un modelo que no es eterno, ni yo sé si va a cambiar dentro de un tiempo. La propiedad decidió eso, ahora nos obliga a dar lo máximo para que funcione con éste modelo.

¿El vestuario duda de Nuno?
Nadie duda, porque nos lo jugamos todos juntos; el prestigio, compromiso con el club, obligación, no puede haber dudas en un vestuario o en un técnico.

¿No teme por su puesto?
Claro que sí, todo entrenador de fútbol nunca está seguro. Claro que temo por mi puesto.

¿Está convencido de revertir esta situación?
Sí, porque los jugadores trabajan mucho, y se merecen por lo que hacen, tener ese éxito. Y tenemos calidad, un margen de mejora muy grande, creo que individualmente y colectivamente tenemos que dar más todos, y lo que hemos hecho a ratos como la primera parte ante el Gent, o en Lyon. Esos momentos es lo que no tenemos reflejado, el siguiente paso es sostener en el tiempo ese rendimiento, materializando y siendo eficaces con lo que producimos, estamos en un buen camino. Eso nos da tranquilidad, serenidad y confianza.

Da la sensación que todo el tiempo que esté en Valencia le van a acompañar los pitos.
Lo que pido a nuestra afición.

En Mónaco le ovacionaron.
Lo que pido es que apoyen al equipo, desde el minuto 1 al 90, que sea un apoyo incondicional, quien juega son los jugadores. Son jóvenes que necesitan el apoyo de la afición, que lo arropen en el error, que lo levanten tras una mala acción. Eso fue lo que la afición hizo el año pasado, esa es la afición que el equipo necesita, que cuando el equipo venga a Mestalla sepamos que nuestro mejor aliado sea nuestra afición.

¿Se va a reforzar el equipo?
No hemos tomado la decisión, creo que es precipitado pensar en eso. El momento será tras el partido del Celta, nos tenemos que sentar, hacer valoraciones pero los tres partidos que vienen exigen mucho de nosotros para pensar en otra cosa que no sea rendimiento, producción y ganar. Ganar es fundamental, concretar lo de la Champions. Estoy muy contento con la plantilla que tenemos, con todos. No puedo decir que no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine