17 de diciembre de 2015
17.12.2015
Copa del Rey
Valencia CF 20Barakaldo
 

Paso a Negredo y a Fran Villalba

El Valencia se clasifica para octavos de la Copa tras una prometedora actuación de su veterano delantero y de su joven media punta - El Barakaldo planta cara en Mestalla pero se topa con un Ryan muy solvente en la portería

17.12.2015 | 04:37
Paso a Negredo y a Fran Villalba

Hay vida después de Nuno y esta pasa por que Gary Neville descubra a algunos jugadores (Fan Villalba) y redescubra a otros (Negredo). Los dos se lucieron en la primera victoria del técnico inglés al frente del cuadro valencianista, clasificado para octavos de final de la Copa. También quedó claro una vez más que la portería está bien sellada: anoche Ryan tapó todos los remates del meritorio Barakaldo, muchos y variados.

Negredo necesita los goles como el comer, primero para volver a sentirse futbolista, y después para vengarse deportivamente de quienes lo denostaron (Nuno). Gary Neville abrió en ocasiones a Negredo al extremo derecho y, desde allí, arrancó con potencia en carrera para superar a Etxeba. Hacía tiempo que el delantero vallecano no superaba en velocidad a un contrario, señal de que está recuperando la forma a toda prisa. Nada como la ilusión para volver a volar.

Demostrado de sobra en su primer gol desde el pasado 30 de agosto (marcó por última vez ante el Deportivo). Esta vez ocupaba el espacio central en tres cuartos. Venía con la pelota Piatti por la izquierda y Negredo dejó pasar el pase con esa visión periférica de los grandes futbolistas. El balón le llegó a André Gomes, que tocó la pelota corrida a la entrada vertical de Negredo. Este resolvió muy suave con la puntera zurda.

Antes, Santi Mina batió al meta Alejandro con un sutil toque de cabeza, buscando el contrapié del portero Alejandro, que había rechazado un disparo de Piatti y corría hacia el lado contrario de la línea de gol. El segundo tanto de Santi Mina como valencianista, los dos tras la marcha de Nuno, el primero ante el Barça en Mestalla y el de anoche. El joven atacante gallego, de 18 años, empieza a liberarse ahora de la presión pagada en estos primeros meses por los 10 millones abonados por él y por su pertenencia a la camada de Mendes. Juega más suelto. Entre otras cosas porque ya no tiene que ser titular a martillazos.

Cara y cuerpo de niño
La fama le precede en la cantera. Entró Fran Villalba tras la reanudación en el Valencia. Tiene cara y cuerpo de niño. Se da un aire a Pablo Aimar. Y se mueve con agilidad y clase desde la zona de la media punta. Más que moverse, flota. La plantilla del Valencia, elaborada por la pareja Nuno-Mendes, no va sobrada de este tipo de jugadores, tan diferentes al resto. Como mostró poco después en una preciosa dejada a Negredo desde el segundo palo tras un centro de Rodrigo de Paul. No hace tanto el club de Mestalla reunió a Mata, Silva, Villa, Joaquín y Jordi Alba. En las últimas semanas ha habido una sequía de talento que trata de revertir Gary Neville. La reconstrucción pasa por recuperar a Negredo y por proyectar a Fran Villaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Valencia CF

Paco Alcácer, antes de sentarse en el banquillo en el último Valencia-Barça.
Alcácer vuelve a Mestalla en su mejor momento de forma

Alcácer vuelve a Mestalla en su mejor momento de forma

El valenciano, que repitió titularidad en el Barça, marcó dos goles ante el Sevilla y participó en...

El VCF se siente grande ante el Barça

El VCF se siente grande ante el Barça

Empujado por la mejor racha de victorias de su historia, el equipo de Marcelino está convencido de...

El Valencia deja su portería a cero por primera vez lejos de Mestalla

El Valencia deja su portería a cero por primera vez lejos de Mestalla

El conjunto de Marcelino, que venció al Espanyol 0-2, había encajado al menos un gol en todas las...

El Valencia también gana cuando peor juega

Kondogbia cambia un duelo incómodo para Marcelino - El VCF suma 8 victorias seguidas y solo ha ido...

Un delantero necesario

Un delantero necesario

Los primeros meses de Marcelino en Mestalla son como para tener la osadía de llevarle la...

El Espanyol como síntoma

El Espanyol como síntoma

La victoria alimenta el relato cabalístico de los duelos contra los «periquitos»

Enlaces recomendados: Premios Cine