18 de diciembre de 2015
18.12.2015
Perfil | Fran Villalba

La última joya de la cantera es bautizado por Neville como "el pequeño Silva"

El joven talento estuvo un mes en el FC Barcelona, pero no se adaptó y decidió regresar al Valencia CF

18.12.2015 | 04:15
La última joya de la cantera es bautizado por Neville como "el pequeño Silva"

­Hablar de David Silva son palabras mayores. Pero cuando se trata de Fran Villalba Rodrigo (Valencia, 11/05/1998), el entrenador del Valencia CF, Gary Neville, se hace el ánimo. El técnico inglés ha bautizado a la última perla de la escuela de Paterna como «The little Silva» „El pequeño Silva„, y se ha confesado devoto del joven futbolista al que ya cuida con mimo.

Ayer, y tras su debut con el Valencia CF en el partido de Copa contra el Barakaldo, Villalba se integró a la disciplina de la primera plantilla.Este año ha jugado ya en tres conjuntos, el juvenil, el Mestalla y el primer equipo, y tanto vaivén no es bueno para el futbolista.

Cuando Fran Villalba entró al campo por André Gomes, Mestalla no tardó en darse cuenta de que el chaval es un futbolista diferente. Al media punta le bastaron un par de destellos de calidad, para meterse a la afición en el bolsillo. El futbolista completó una buena actuación, confesó sentirse emocionado por el debut tras el encuentro, y le regaló la camiseta a su padre, José Carlos, su fan número uno que no separa de su hijo ni un minuto.

Formado en una familia de valencianistas de pura cepa en un barrio con mayoría del Levante UD „dicen que su madre era granota pero que ahora se ha reconvertido„, el Cabanyal, el talento de Fran Villalba no pasó desapercibido para los técnicos del FC Barcelona que lo incorporaron del Valencia CF en en edad infantil. Pero el chaval no se adaptó, duró un mes escaso en La Masia, y decidió regresar al club de Mestalla.

Tras recuperar la sonrisa y sus dotes de calidad, motivado en aquellos años por el tándem Emery-Carcedo, su fútbol fue a más hasta que Rufete logró blindarlo para evitar una nueva fuga de talento.

Quienes conocen a Fran Villalba no sólo hablan de su calidad o de su visión de juego; ni de su regate ni de esa prodigiosa pierna derecha; sino que destacan que el chaval es un apasionado del fútbol. Hasta el punto, de que no para de ver partidos por la tele, conoce a todos los jugadores de las distintas ligas, y a sus escasos 17 años se puede mantener una charla sobre fútbol que dejaría en evidencia a más de un entrenador.
Disfrutar del fútbol, amar el juego, le han servido para tener una visión impropia de su edad. Aún así, su principal virtud futbolística es su personalidad. Fran Villalba intentará realizar el mismo pase arriesgado entre líneas ya sea en un partido del juvenil que en un encuentro con el primer equipo. Es lo que los aficionados de Mestalla vieron el pasado miércoles.

A Fran Villalba aún le restan tres años de contrato más con el Valencia CF. Sus representantes son la agencia Interstar Sport, ex jugadores del club de Mestalla que saben lo que se lleva entre manos y que cuidan a su antiguo equipo como nadie, después de que el futbolista estuviera durante un tiempo tutelado por Alberto Toldrá.

Estas últimas semanas, y tras comenzar a tener presencia en el primer equipo „ya realizó la pretemporada bajo las órdenes de Nuno„, han comenzado a llegar los cantos de sirena al entorno en forma de agentes de jugadores, Jorge Mendes, y de poderosos clubes de la Liga inglesa. Sin embargo, el hecho de forjarse en una familia valencianista, de haber debutado ya con el primer equipo, y de estar siendo cuidado hasta el más mínimo detalle por Neville, invitan a apostar por su continuidad en Mestalla durante muchos años. Ese es su deseo. Y su ilusión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine