23 de diciembre de 2015
23.12.2015

Negredo, ahora o nunca

Liberado de la carga de Nuno y con la confianza de Neville, el delantero encara el 2016 como el año definitivo para intentar triunfar en Mestalla
- Subirats y Sarabia no dudan de «las enormes condiciones goleadoras» del atacante vallecano

23.12.2015 | 12:47
Negredo saluda a los aficionados en su multitudinaria presentación en 2014.

El año 2016 se presenta decisivo para Álvaro Negredo. El delantero (Vallecas, 1985) está ante la que tal vez sea su última oportunidad de triunfar en el Valencia, un club en el que sus aficionados continúan venerándolo como una estrella en cada una de sus apariciones, convencidos de que su mejor fútbol „el que lo consagró como goleador en el Sevilla„ está por llegar. El «Tiburón» parte de cero con Gary Neville, un técnico con mano izquierda y complicidad en el trato para motivar a sus jugadores, y que anhela poder redescubrir al delantero que causó sensación en su primer medio año en el City.

De momento, el primer año y medio de Negredo como valencianista no ha justificado la generosa inversión de 30 millones de euros invertidos en su fichaje, en los estertores del mercado de verano de 2014. En su primera campaña arrastró un lastre, el de la fractura del quinto metatarsiano del pie derecho, en plena pretemporada con el City. A los problemas sobre el campo se añadieron otras alteraciones, de carácter emocional, por su vida privada. Tras 5 goles en 30 partidos (14 partiendo como titular), su relación con Nuno comenzó a deteriorarse y su protagonismo sólo se reactivó por el decisivo gol en Mónaco que colocó al Valencia en la fase final de la Liga de Campeones. Sin embargo, acabó cayendo en el ostracismo para el preparador portugués.

Ningún obstáculo se interpone ahora en el camino de Negredo ¿Se le puede reenganchar para la causa? Levante-EMV sondea la opinión de dos expertos. Por un lado, Javier Subirats considera que el delantero «debe ser recuperable». «Cuenta con la confianza del nuevo entrenador, pero su rendimiento va a depender de cómo evolucione físicamente», asegura el exjugador y exdirector deportivo del Valencia. Según Subirats, la falta de continuidad y los distintos problemas físicos han minado el potencial de Negredo: «No ha llegado a hacerse fuerte en el once e incluso ahora mismo sigue recuperando el tono físico tras una operación de apendicitis. Es del tipo de delantero que, por sus condiciones y su corpulencia, necesita una continuidad regular en el once para que entre en calor y sacarle un mayor rendimiento», afirma Subi.

Otra voz autorizada es la de Manu Sarabia. El mítico exdelantero del Athletic Club tampoco duda de las «enormes condiciones goleadoras» que Negredo tiene como delantero y apunta que, por dicho motivo, dependerá «del propio jugador» la posibilidad de triunfar en el Valencia: «Con un nuevo técnico todos tienen unas oportunidades que te las vas ganando en el día a día».

Para Sarabia, Negredo es un jugador «lo suficientemente experimentado» para saber «cuáles son las cualidades que puede explotar». Unas virtudes que el analista televisivo sintetiza en la versatilidad que ofrece: «Ha demostrado que es capaz de jugar como única referencia. Gana la posición, juega de espaldas y desahoga al equipo cuando está metido atrás, le permite estirarse. Tiene capacidad para bajar, recibir, tocar y acabar llegando al espacio». Ese fútbol lo acompaña con calidad individual. «Realiza controles extraordinarios y tiene clase para finalizar. Tiene capacidad de hacer goles de cabeza y con las dos piernas». Por otro lado, Sarabia contempla que el delantero valencianista «tiene movilidad suficiente para intercambiar posiciones» y complementarse «a la perfección con Alcácer». «Si se confirma que el Valencia de Neville presiona en campo contrario, llega por los extremos y con muchos jugadores al remate, es un delantero ideal», añade Sarabia, que también apunta los intangibles que Negredo pueda aportar al grupo por su carácter, experiencia «y sobre todo goles». El medio campeonato que le espera a Negredo también es crucial para el Valencia. Un buen rendimiento permitiría recuperar al goleador y, además, revalorizar a un jugador cuya tasación ha descendido en los últimos meses con su ostracismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine