07 de enero de 2016
07.01.2016
Jugador valencianista

"Estaba en una situación muy complicada y Neville lo ha cambiado todo"

Negredo ha pasado en tres días de fallar una ocasión clara ante el Madrid a golear al Granada - «No lo he pasado bien estos días y tenía la oportunidad de resarcirme», confiesa el delantero

07.01.2016 | 04:15
"Estaba en una situación muy complicada y Neville lo ha cambiado todo"

Álvaro Negredo (Madrid, 30 años) abandonó ayer el estadio de Mestalla sonriente, con el mejor regalo de Reyes posible entre sus manos: el balón del su triplete goleador ante el Granada firmado por todos sus compañeros.

«Venía de no hacer goles y aunque en el juego estaba dando cosas, a los delanteros se nos mide por los goles. He conseguido tres y ojalá de aquí en adelante vengan muchos más», explicó el futbolista vallecano, quien confesó haberlo pasado mal después de fallar un mano a mano con Keylor Navas el pasado domingo ante el Madrid. «Si fuesen todas las semanas así, de fallar una y luego hacer tres... Es verdad que la del Madrid era una jugada clave después de todo el trabajo que había hecho el equipo, y en el minuto que era daba los tres puntos. Es cierto que me fui ´jodido´ a casa y no lo he pasado bien estos días. Tenía una oportunidad para resarcirme y lo he intentado hacer lo mejor posible», destacó Negredo.

No obstante, el 7 del Valencia se mantuvo crítico con su rendimiento desde su llegada a la capital del Túria y reconoció que el fichaje de Gary Neville ha dado un vuelco a su situación en la plantilla. «Este triplete es especial porque es el primero con el Valencia, y a pesar de que no estoy dando todo mi rendimiento en cuanto a goles aquí, tiene un sabor especial. Detecto la confianza de la afición y el cuerpo técnico y es muy importante para mí en lo personal. Vengo de una situación muy complicada, de no tener minutos y ni siquiera vestirme para estar con mis compañeros. Con la llegada de Gary Neville lo ha cambiado todo», expresó.

Además, Negredo aclaró que quiso dejarle el segundo penalti a Rodrigo de Paul, pero entre el público y los compañeros le convencieron para lanzarlo. «Me lo han pedido, han venido un par de compañeros, la gente me ha animado a tirarlo y estaba con confianza. Al final, entre unas cosas y otras, he decidido tirarlo», señaló.

Negredo, que con los tres de ayer suma siete goles contra el Granada en ocho partidos, coge el testigo de Lubo Penev. El búlgaro era el último jugador del Valencia que marcó un triplete en Copa. Fue en 1995, en una eliminatoria ante el Corralejo.

«Un partido tranquilo»
El otro goleador de la tarde, Rodrigo Moreno, satisfecho con su actuación personal, resaltó la buena imagen ofrecida por el equipo. «Estamos cogiendo una buena dinámica y a título personal me encuentro bien. Cuando el equipo va bien siempre es más fácil», indicó. «La lesión me vino bien para recuperarme ne todos los sentidos, para trabajar bien. Han sido dos meses y medio complicados y estoy contento de volver para ayudar al equipo», añadió el hispano-brasileño, agradecido a Santi Mina por la asistencia. «Estamos cogiendo ese espíritu de equipo. El otro día se la di yo a Alcácer, hoy Santi a mí, Negredo vuelve a marcar después de lo del otro día... Si nos juntamos otra vez y jugamos con el espíritu de estar todos juntos tenemos muchas posibilidades de hacer grandes cosas», apuntó el delantero.

«Hacía bastante tiempo que no jugábamos un partido tranquilo, al final siempre se complicaba o nos relajábamos o no jugábamos bien... Hemos ganado en estabilidad, en el juego y la imagen, que era lo más preocupante», zanjó Rodrigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine