20 de enero de 2016
20.01.2016
Liga

El brazalete espera dueño

Neville busca nuevos guías en el vestuario para acompañar a Parejo debido a la falta de minutos de los otros capitanes, Fuego y Alves

20.01.2016 | 05:10
El brazalete espera dueño

El Valencia anda necesitado de líderes y su entrenador, Gary Neville, lo sabe. Otra cosa es que no quiera decirlo. Al equipo le urge que alguna figura del vestuario asuma la voz de mando. Y ese debería ser alguno de sus tres capitanes (Dani Parejo, Javi Fuego y Diego Alves, por este orden). Pero ninguno de los tres está en condiciones de lucir brazalete. Los dos últimos llevan tiempo sin jugar por sus respectivas lesiones. No es el caso de Parejo, que se mantiene como titular. El problema es que el futbolista madrileño no ha dado señales de estar preparado para tirar del carro. Ni en el campo ni en el vestuario.

Gary Neville se fue por peteneras el domingo pasado cuando un periodista le preguntó si el vestuario del Valencia anda necesitado de líderes. No es ese el problema, vino a decir el técnico inglés para no alterar más el estado anímico del grupo. Sin embargo, necesita al futbolista que le proyecte sobre el campo y sirva de guía al equipo. Sigue buscándolo. Hay mucha gente joven y pocos veteranos. Negredo, al que alineó de titular ante el Rayo, está entre sus elegidos. Lo quiere en primera línea de fuego. Quizá el delantero vallecano sea el que asuma los galones en los próximos partidos. Es el futbolista de más edad de la plantilla (31 años), aparte de ser un tipo con carácter, capaz de contagiar al grupo.
Hay otros dos futbolistas a los que Neville ha echado el ojo. En este caso no es por una cuestión de veteranía, sino de identidad con el equipo y con la afición. Paco Alcácer (23) y José Luis Gayà (20) son capaces de transmitir orden al resto de la muchachada, donde hay jugadores superados por la presión. El caso más destacado es el de Santi Mina, al que los nervios le superaron el domingo en Mestalla. En defensa, otro joven, Mustafi (23) es el señalado para despabilar al resto de defensas. Es el más centrado de la línea de retaguardia.

«Parejo es un chico que necesita el balón, tocar la pelota. En caso contrario, pierde mucho protagonismo. En el caso de Javi Fuego y Diego Alves, como no están jugando, luego no pueden hacer su trabajo de capitanes durante la semana», explica Amedeo Carboni, uno de los líderes del mejor Valencia de la historia. «Javi Fuego, quizá, esté más preparado. No es un jugador de 35 años, pero tiene experiencia porque ya luchaba en un equipo por no bajar. Él sabe cómo vienen los tiros. Pero la plantilla es muy grande y se necesita más gente así», explica. El club, por cierto, confirmó ayer en un comunicado que Javi Fuego (que sigue lesionado en la cadera) quiere continuar en el Valencia pese a los rumores sobre su salida. Fuego siempre ha dado la cara.

Carboni lo tiene claro: la plantilla que dirige Gary Neville tiene muy pocos kilómetros recorridos. «El problema es que hay una plantilla inexperta, que sufre mucho cuando las cosas no van bien. La clave es la falta de confianza. Con más gente experta, se notaría menos», añade el italiano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine