28 de enero de 2016
28.01.2016

Diego Alves pone fin a su calvario

El portero brasileño juega un amistoso con el Juvenil A ocho meses después de su lesión y demuestra que está listo para volver

28.01.2016 | 04:15
Diego Alves para el balón durante el partido que jugó ayer con el Juvenil A frente al Mestalla.

El portero del Valencia Diego Alves puso ayer fin a un largo calvario. Ocho meses de recuperación de una lesión que hace temblar a cualquier futbolista: rotura del ligamento cruzado y del menisco externo de la pierna derecha. El guardameta brasileño, ya totalmente recuperado, se puso ayer bajo la portería en el amistoso que jugaron ayer, en la ciudad deportiva del club en Paterna, el juvenil A del Valencia y el Valencia-Mestalla. Un partido preparado explícitamente por el club para que Alves midiese sus sensaciones.

Bajo la supervisión del preparador de porteros, José Manuel Otxotorena, Alves jugó los 90 minutos. Encajó cuatro goles, por los tres que marcó el juvenil, pero terminó el encuentro satisfecho por sentirse ya rehabilitado.

Diego Alves no se enfundaba los guantes para jugar un partido, aunque fuera amistoso como éste, desde sufriera aquella lesión de gravedad en el último partido de Liga de la pasada temporada. Ocurrió en mayo en Almería, donde el equipo entonces entrenaba Nuno Espírito Santo consiguió la clasificación para la Liga de Campeones con un gol de Alcácer en el tramo final. Entonces, se pronosticó una recuperación aproximada de 8 meses.

Diego Alves viajó hace dos semanas a Brasil para ser examinado por el doctor que le operó de la lesión de rodilla, donde fue informado positivamente de su total rehabilitación. Así que el mejor portero de la Liga pasada está listo para jugar otra vez con el Valencia.
Durante los ocho últimos meses, Alves ha tenido que sufrir un estricto seguimiento de fisioterapeutas y ejercicios tras salir del hospital en Belo Horizonte. Alexandre Collucci, reconocido fisioterapeuta, se encargó de tratar al internacional, que realizaba ejercicios cinco horas diarias.
Con el meta recuperado, el Valencia tiene ahora un asunto que resolver en la portería. Lo que está claro, para empezar, es que Jaume Doménech, que ha vivido un paso feliz por el primer equipo, perderá terreno. Relegado al banquillo tras la recuperación de Mat Ryan, Jaume pasó en pretemporada de ser el portero del filial al titular del primer equipo. El australiano se lesionó en la segunda jornada de Liga, ante el Deportivo, al romperse el menisco. Ya recuperado, participó en los partidos de Copa, hasta que volvió a ser titular en la Liga hace solo dos semanas, ante el Rayo Vallecano.

Relegado de nuevo Jaume a la suplencia, falta ahora por ver por quién apuesta el Valencia, si por Ryan o por Alves, para ser el primer portero. El club está muy contento con el australiano, el meta más joven del equipo (23 años), al que valora su profesionalidad y al que se le considera como el cancerbero con un futuro más prometedor. Alves cumplirá 31 años en junio, por los 26 ya cumplidos de Jaume.
No hay que olvidar a Yoel, cedido al Rayo Vallecano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine